Venezuela

EEUU promete otros $6 millones a Colombia para atender éxodo venezolano

Venezuelans cross the Simon Bolivar bridge linking San Antonio del Tachira, Venezuela, with Cucuta, Colombia, to buy supplies, Sunday, July 17, 2016. Tens of thousands of Venezuelans crossed the border into Colombia on Sunday to hunt for food and medicine that are in short supply at home. It’s the second weekend in a row that Venezuelaâ??s government has opened the long-closed border connecting Venezuela to Colombia, and by 6 a.m., a line of would-be shoppers snaked through the entire town of San Antonio del Tachira. (AP Photo/Ariana Cubillos)
Venezuelans cross the Simon Bolivar bridge linking San Antonio del Tachira, Venezuela, with Cucuta, Colombia, to buy supplies, Sunday, July 17, 2016. Tens of thousands of Venezuelans crossed the border into Colombia on Sunday to hunt for food and medicine that are in short supply at home. It’s the second weekend in a row that Venezuelaâ??s government has opened the long-closed border connecting Venezuela to Colombia, and by 6 a.m., a line of would-be shoppers snaked through the entire town of San Antonio del Tachira. (AP Photo/Ariana Cubillos) AP

El gobierno de Estados Unidos le dará a Colombia unos $6 millones en fondos adicionales para atender el creciente número de venezolanos que cruzan la frontera para tratar de escapar la agitación social y el colapso económico del país petrolero, funcionarios anunciaron el lunes.

En declaraciones brindadas desde la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta, Mark Green, el administrador de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, dijo que la región se está viendo obligada a actuar para encarar una crisis provocada por las políticas del presidente venezolano Nicolás Maduro.

“Nos encontramos en el frente de uno de los mayores desplazamiento de personas en la historia de América Latina”, dijo Green después de visitar el puente internacional en Cúcuta, cruzado a diario por cerca de 70,000 venezolanos.

Venezolanos en Cúcuta, Colombia, hablan sobre las condiciones del país que dejaron atrás. Son el nuevo rostro de la migración venezolana en Cúcuta, epicentro de una crisis humanitaria desatada por el hambre en el país vecino.

Los nuevos fondos serán destinados a programas de nutrición y de salud a lo largo de la frontera entre Colombia y Venezuela ejecutados a través del Programa Mundial de Alimentos y otros socios locales.

A solo unos metros de la frontera internacional, Green visitó una cocina que atiende a más de 2,700 venezolanos todos los días, y un centro de salud que brinda atención de primeros auxilios y vacunas gratuitas.

“Están huyendo del hambre, la falta de medicamentos y la falta de oportunidades”, dijo. “Y fundamentalmente, están huyendo [...] de un régimen despótico y disfuncional”, dijo.

El dinero se suma a los casi $16 millones que Washington destinó en abril para ayudar a los inmigrantes venezolanos en Colombia y Brasil. Desde el año fiscal 2017, Estados Unidos ha prometido más de $27 millones en respuesta a la crisis humanitaria venezolana.

En un hospital abarrotado cerca de la frontera de Colombia con Venezuela, los inmigrantes muestran los efectos de la decadente nación que dejaron atrás.

El colapso económico de Venezuela —que presenta la inflación más alta del mundo y una escasez crónica de alimentos y medicinas— ha obligado a más de un millón de personas a huir a otros países en los últimos años.

Solo Colombia estima que ha absorbido a casi un millón de personas que han abandonado Venezuela en los últimos dos años. El éxodo está afectando el sistema de salud de Colombia, las escuelas y otros servicios sociales, particularmente a lo largo de la frontera.

Venezuela ha minimizado el éxodo y culpa de sus problemas económicos a las sanciones financieras de Estados Unidos, que le impidieron refinanciar su deuda.

Mientras que Venezuela se sienta en las reservas de petróleo más grandes del mundo, décadas de políticas económicas fallidas y la corrupción han dejado a la nación una vez rica luchando por mantenerse a flote.

Richard Segovia, de 24 años, vende sus piezas en precios que oscilan entre los 10 y los 15 dólares en la ciudad colombiana fronteriza de Cúcuta, muchísimo dinero comparado con los pocos centavos que obtendría de cambiar varios billetes.

A medida que la economía de Venezuela continúa desmoronándose, miles de sus ciudadanos llegan a Colombia todos los días, a veces tras caminar cientos de millas por los Andes, para escapar de la escasez crónica de alimentos y medicinas, los saqueos

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios