Venezuela

Scott se opuso a que Florida negociara con el régimen de Maduro. Pero él lo hizo

El gobernador de Florida, Rick Scott, junto al vicegobernador Carlos Lopez-Cantera (der.) en un acto de apoyo a los opositores venezolanos en El Arepazo #2, en Doral, el 8 de mayo del 2017.
El gobernador de Florida, Rick Scott, junto al vicegobernador Carlos Lopez-Cantera (der.) en un acto de apoyo a los opositores venezolanos en El Arepazo #2, en Doral, el 8 de mayo del 2017. jiglesias@elnuevoherald.com

Como gobernador, Rick Scott ha sido muy crítico con el “brutal y opresivo” régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, incluyendo pedidos a los administradores de fondos de inversión en Florida que corten los lazos con las empresas que hacen negocios con ese país sudamericano.

“Cualquier organización que haga negocios con el régimen de Maduro no puede hacer negocios con el estado de Florida”, dijo Scott en Miami el verano pasado.

Pero Scott y su esposa, Ann, realizaron importantes inversiones el año pasado en tres empresas que han negociado con Venezuela: Goldman Sachs, Invesco y BlackRock.

Así lo indica la declaración de divulgación financiera de 125 páginas que Scott presentó el 27 de julio como candidato al Senado de Estados Unidos. Es el reporte más completo de las finanzas de Scott desde la última vez que abrió su fideicomiso ciego en el 2014, e incluye las inversiones de Ann Scott, que no están sujetas a divulgación según las leyes de ética de la Florida.

Según la declaración del 27 de julio, el matrimonio de los Scotts recibió dividendos en acciones o ingresos por ganancias de capital de $345,000 a $1.8 millones en el último año de sus inversiones en las tres firmas de Wall Street. Conforme a la ley federal, los candidatos pueden reportar ingresos en amplios rangos, no en montos específicos.

El estado financiero muestra inversiones muy diversas y señaló que algunas de esas acciones ya no están en manos del gobernador o su esposa.

El gobernador, un rico ex ejecutivo de hospitales, puso sus activos en un fideicomiso ciego después de que asumió el cargo en el 2011, una decisión que fue apoyada por la Comisión de Ética del estado, pero que está siendo impugnada en un tribunal de Florida.

“El gobernador no tuvo ningún papel en la selección de esas inversiones”, dijo una portavoz de la campaña de Scott, Lauren Schenone. “El fideicomiso ciego es administrado por un profesional financiero independiente que decide qué activos se compran, venden o cambian. Las reglas del fideicomiso ciego evitan que cualquier activo específico o el valor de esos activos dentro del fideicomiso se divulguen al gobernador, y esos requisitos siempre se han cumplido”.

Unidades de las tres empresas eran grandes tenedores institucionales de deuda venezolana, según reportes en noviembre pasado de CNN Money.

La última declaración divulgada de los Scotts también muestra que tenían acciones en una compañía naviera mundial que hace negocios con el régimen de Putin en Rusia, informó el Herald/Times.

El fideicomisario que supervisa las finanzas de los Scotts, Alan Lee Bazaar, es un ex socio comercial de Rick Scott antes de que este fuese gobernador.

Como candidato al Senado de Estados Unidos, Scott ha buscado intensamente atraer a la creciente y diversa comunidad hispana del estado, especialmente en el sur de la Florida, y ha asistido a mítines en Miami para mostrar su solidaridad con los venezolanos.

El martes Scott estaba en Bogotá para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente de Colombia, Iván Duque. La oficina del gobernador dijo que Scott se reuniría con los líderes del exilio venezolano que viven en Colombia.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios