Venezuela

La Casa Blanca estudia otorgar el TPS a los venezolanos

Congresistas Donna Shalala, Mario Díaz-Balart Darren Soto presentan en el Congreso proyecto de ley para otorgar TPS a los venezolanos en EEUU

Los congresistas de Florida Darren Soto, Mario Díaz-Balart y Donna Shalala presentaron el martes ante la Cámara de Representantes un proyecto de ley bipartidista para otorgar un estatus de protección migratoria temporal (TPS) a los venezolanos.
Up Next
Los congresistas de Florida Darren Soto, Mario Díaz-Balart y Donna Shalala presentaron el martes ante la Cámara de Representantes un proyecto de ley bipartidista para otorgar un estatus de protección migratoria temporal (TPS) a los venezolanos.

La Casa Blanca está estudiando otorgar el Estatus de Protección Temporal a los venezolanos, una medida que impediría la deportación de los indocumentados de ese país que viven en Estados Unidos.

Según cinco personas familiarizadas con las discusiones, la Casa Blanca ha tenido discusiones de alto nivel sobre la posibilidad de otorgar el TPS a los venezolanos, lo que daría a los beneficiarios la oportunidad de permanecer legalmente en el país y recibir permiso para trabajar.

Elliot Abrams, enviado especial del gobierno del presidente Trump para asuntos venezolanos, ha sido uno de los que ha defendido más la causa en la Casa Blanca. La idea también ha sido apoyada por el vicepresidente Mike Pence, quien hace unos días se reunió en Colombia con Juan Guaidó, reconocido internacionalmente como el presidente interino de Venezuela.

Activistas venezolanoamericanos, defensores de los inmigrantes y legisladores del sur de la Florida han cabildeado al gobierno de Trump para proteger a los inmigrantes indocumentados venezolanos. Pero activistas de inmigración de línea dura han comenzado a oponerse a la idea, alegando que el TPS no es la forma adecuada de abordar la crisis.

Fernando Cutz, ex director del Consejo de Seguridad Nacional en el gobierno de Trump, dijo que desde el punto de vista de enviar un mensaje, eso ayudaría al gobierno a cabildear a líderes mundiales y mostrar que Estados Unidos tiene un interés fundamental en la situación.

“Si deciden hacerlo, eso muestra que el gobierno se preocupa por el pueblo de Venezuela, que hay una preocupación humanitaria verdadera por la crisis y que el gobierno toma la situación en serio”, dijo Cutz. “Sería un mensaje particularmente fuerte de este gobierno, dado que tiene una línea dura en materia de inmigración en general”.

venez.jpg
Manifestantes venezolanos protestan contra el gobernante Nicolás Maduro en Ureña, en la frontera colombiana con Venezuela. Fernando Llano AP

Se espera que el asunto se discuta el jueves cuando Abrams testifique sobre Venezuela ante la subcomisión sobre Asuntos de las Américas de la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado, que preside Marco Rubio.

El asunto ha sido un alta prioridad para Rubio, quien esta semana se alió con los senadores federales Bob Menéndez, demócrata por Nueva Jersey; Dick Durbin, demócrata por Illinois; Patrick Leahy, demócrata por Vermont, y Cory Booker, demócrata por Nueva Jersey, para presentar un proyecto de ley al respecto, que otorgaría de inmediato el TPS a los venezolanos elegibles que hayan huido de las duras condiciones en su país.

Es de notar que el gobierno de Trump está tratando de eliminar el TPS, alegando que de temporal no tiene nada.

El Congreso creó el TPS en 1990, para permitir que más de 300,000 inmigrantes de una docena de países permanecieran en el país. El gobierno trató de hacer que el TPS expirara para la mayoría de los países beneficiados, entre ellos El Salvador, Haití, Nicaragua, Sudán, Liberia y Nepal, pero pronto los casos se enredaron en los tribunales.

En octubre, el juez federal de distrito Edward Chen otorgó una prohibición temporal que impidió al gobierno y al Departamento de Seguridad Nacional eliminara el TPS para inmigrantes de Haití, Nicaragua, El Salvador y Sudán.

En cumplimiento de ese fallo, el Departamento de Seguridad Nacional anunció el jueves que prorrogaba el TPS para inmigrantes de Haití y otros tres países hasta enero del 2020.

A la luz de ese caso, la posibilidad de otorgar el TPS a otro grupo de inmigrantes ha provocado preocupación entre algunos grupos conservadores, que dijeron que la situación se puede abordar mejor a través del sistema de asilo.

Dan Stein, presidente de la Federation for American Immigration Reform, dijo que se solidariza con lo que pasan los venezolanos en su país, pero que el TPS —que describió como un “programa permanente de amnistía”— no es la forma adecuada para manejar la situación.

“Hasta el momento que se pueda probar que el TPS es en verdad un estatus temporal, no lo apoyamos”, dijo Stein. “Es absurdo que sugerir que ante la situación en Venezuela, que pudiera solucionarse en los próximos tres meses, quizás antes, que debemos otorgar el TPS para todos cuando aparentemente se mantendrá activo indefinidamente”.

La Casa Blanca declinó hacer declaraciones sobre el asunto.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios