Venezuela

EEUU suspende de inmediato vuelos de pasajeros y carga a Venezuela

El Departamento de Transporte de Estados Unidos ordenó este miércoles la suspensión inmediata de todos los vuelos de pasajeros y de carga entre este país y Venezuela debido a la inseguridad en la nación sudamericana.

La secretaria de Transporte, Elaine Chao, dijo que el Departamento de Seguridad Nacional de EEUU (DSH) envió una carta en la que detalla sus hallazgos sobre la situación de la seguridad en Venezuela y concluye que las condiciones “amenazan la seguridad de los pasajeros, de los aviones y de la tripulación” que viajan hacia o desde ese país.

“Con la aprobación del secretario de Estado y en coordinación estrecha con el secretario interino de Seguridad Nacional, la secretaria de Transporte Elaine L. Chao emitió una orden hoy [miércoles] para suspender los servicios aéreos entre Estados Unidos y Venezuela”, informó el Departamento de Transporte en un comunicado.


En la orden emitida por Chao se indica que el DSH ha determinado que se “requiere una suspensión inmediata de todos los vuelos comerciales de pasajeros y carga entre Estados Unidos y Venezuela”.

Entre los hallazgos citados por el DHS están informes de disturbios civiles, violencia en y alrededor de los aeropuertos y que la Administración de Seguridad de Transporte (TSA) no tiene acceso a los aeropuertos venezolanos para llevar a cabo la inspección requerida para evaluar si se aplican las medidas de seguridad adecuadas.


También se menciona la actual crisis económica y política de Venezuela, la cancelación de vuelos por parte de la aerolínea American Airlines —la mayor que prestaba servicios a ese país— y otros dos transportistas y las advertencias emitidas por el Departamento de Estado de no viajar a ese país.


A su vez, el secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin K. McAleenan, dijo en un breve comunicado que “el Secretario de Estado ha aprobado la suspensión de los vuelos y el Secretario de Transporte ha implementado la resolución”.

“Esta resolución se basa en la inestabilidad política en curso y el aumento de las tensiones en Venezuela y el riesgo involuntario asociado a las operaciones de vuelo”, enfatizó McAleenan.

En coordinación con el Departamento de Estado y el Departamento de Transporte, el DHS continuará observando la situación y cuando las condiciones cambien en Venezuela se revisará la medida.

“Hasta entonces, la suspensión de vuelos permanecerá vigente indefinidamente”, informó.

Chao dijo que “basada en todos esos hallazgos del DHS sobre las condiciones actuales en Venezuela, estoy de acuerdo en que por el interés público se requiere una suspensión inmediata del transporte aéreo”, dijo Chao.

“Estoy suspendiendo la autorización a todas las compañías aéreas estadounidenses y extranjeras para proporcionar transporte aéreo hacia y desde los aeropuertos venezolanos”, añadió.

El Departamento de Estado mantiene en nivel 4 la alerta de no viajar a Venezuela y la última vez que emitió una advertencia fue el 9 de abril pasado, en la que recomendaba no ir a esa nación por los delitos, las manifestaciones civiles, la deficiente infraestructura de salud, los secuestros, arrestos y detenciones arbitrarias de estadounidenses.

El acceso consular a estadounidenses detenidos que también tienen nacionalidad venezolana “está severamente restringido por el gobierno venezolano y la Embajada de EEUU podría no tener acceso a esos casos”, dijo el Departamento de Estado.

“Las fuerzas de seguridad han detenido arbitrariamente a ciudadanos estadounidenses durante largos períodos. Las autoridades venezolanas podrían no notificar a la Embajada de Estados Unidos sobre la detención de un ciudadano estadounidense y el acceso consular a los detenidos puede ser denegado o demorado”, informó el Departamento de Estado en esa ocasión.

El 11 de marzo de 2019, el Departamento de Estado anunció el retiro del personal diplomático de la Embajada en Caracas y todos los servicios consulares, de rutina y de emergencia, están suspendidos hasta nuevo aviso, de acuerdo con ese organismo.

El Departamento de Estado recordó que el 24 de enero de este año se ordenó la salida de Venezuela de los empleados del gobierno de EEUU y sus familias debido a la inestabilidad política.

Por lo tanto, advirtió, el gobierno de Estados Unidos tiene una capacidad limitada para proporcionar servicios de emergencia a los estadounidenses en Venezuela.

En cuanto a la seguridad, detalló que los delitos violentos como el homicidio, el robo a mano armada, y el secuestro son comunes. Se producen manifestaciones políticas y manifestaciones, a menudo sin previo aviso, y generalmente provocan “una fuerte respuesta de la policía y las fuerzas de seguridad que incluye el uso de gas lacrimógeno, gas pimienta, cañones de agua y balas de goma contra los participantes y ocasionalmente se convierten en saqueos y vandalismo”.

A ese escenario se suma que hay una grave escasez de alimentos, electricidad, agua, medicamentos y suministros médicos en gran parte de Venezuela, indicó.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) también emitieron el 15 de mayo de 2018 una alerta de nivel 3 para que se evitaran viajes no esenciales a Venezuela debido a una atención médica inadecuada y al deterioro de la infraestructura médica.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog
  Comentarios