Venezuela

Nuevo video muestra masacre de grupo indígena por fuerzas venezolanas

Nuevas y brutales imágenes de una masacre contra un poblado indígena en el sur de Venezuela salieron a la luz el viernes, casi cinco meses después que el gobierno envió soldados para evitar que la asistencia internacional entrara al país.

La organización Robert F. Kennedy Human Rights y la entidad venezolana sin fines de lucro Foro Penal publicaron este viernes imágenes de lo que parece ser un ataque de fuerzas del gobierno contra el poblado de indígenas pemón, en que al menos siete indígenas murieron y 57 resultado lesionados.

Los ataques ocurrieron en medio de un intento en febrero de 2019 por entrar a Venezuela asistencia humanitaria procedente de Brasil y Colombia. El gobierno usó soldados para impedir la entrada de la asistencia. Aunque buena parte de la cobertura noticiosa se ha centrado en la frontera entre Colombia y Venezuela, los enfrentamientos en el sur de Venezuela fueron mucho más letales.

La confrontación comenzó el 22 de febrero, cuando soldados venezolanos que entraron al poblado fueron confrontados por la comunidad pemón. Según un informe de la ONU publicado el 4 de julio, tres pobladores fueron abatidos y 12 heridos ese día. Además, cuatro soldados fueron capturados y maltratados por la comunidad.

El día siguiente, la Guardia Nacional de Venezuela regresó, usando “fuerza excesiva” dentro y en los alrededores del poblado de Santa Elena, cuando los soldados “dispararon indiscriminadamente a corta distancia desde vehículos blindados, así como ataques contra un hospital”, informó la ONU.

Debido a la falta de insumos médicos, los lesionados tuvieron que ser llevados a Brasil, a más de 120 millas de distancia, para tratarlos. El área sigue militarizada y más de 900 habitantes pemón han huido, según Foro Penal.


Las nuevas imágenes muestran a los indígenas corriendo en medio de los disparos y a varias personas llevando a los heridos por las calles. Una parte muestra a una mujer que llora y grita: “¿Por qué? ¿Por qué? Somos seres humanos”.

El video sale a relucir después que los dos grupos de derechos humanos comenzaron a recopilar evidencias en la zona en marzo.

“Hablamos con muchas mujeres, hombres y niños que sobrevivieron a las dos masacres de las fuerzas armadas de Venezuela. Un niño se agarró desesperado a su madre cuando a su padre lo mataron ahí mismo”, dijo Kerry Kennedy, presidenta de la organización Robert F. Kennedy Human Rights, en un comunicado. “Las pruebas de las atrocidades son abrumadoras. Todo el derramamiento de sangre fue en represalia por tratar de recibir asistencia internacional para alimentar a sus familias.

“Esperamos que este video ayude a crear conciencia sobre los horrores que enfrentan las comunidades indígenas y otros ciudadanos en Venezuela todos los día”, agregó.

“El ataque y la persecución política de los indígenas pemón en Venezuela muestra que el uso de la represión política por parte del gobierno para seguir en el poder no tiene límites”, afirmó Alfredo Romero, director ejecutivo de Foro Penal. “Nuestros pueblos indígenas merecen atención y solidaridad internacional”.

Venezuela está atrapada en una profunda crisis económica, política y social que ha obligado a más de cuatro millones de personas a huir en años recientes. Estados Unidos y una docena de otros países presionan por la salida del gobernante Nicolás Maduro y la realización de nuevas elecciones.

  Comentarios