Venezuela

Avión de combate de Venezuela persigue ‘amenazadoramente’ a aeronave de EEUU en espacio internacional

Avión de combate de Venezuela persigue amenazadoramente a aeronave de EEUU en espacio internacional

El Comando Sur denunció que la tripulación de un avión SU-30 Flanker de Venezuela, de fabricación rusa, persiguió “agresivamente” a una aeronave de EEUU y que esta acción demuestra el apoyo militar "irresponsable" de Rusia al régimen de Maduro.
Up Next
El Comando Sur denunció que la tripulación de un avión SU-30 Flanker de Venezuela, de fabricación rusa, persiguió “agresivamente” a una aeronave de EEUU y que esta acción demuestra el apoyo militar "irresponsable" de Rusia al régimen de Maduro.

El Comando Sur de Estados Unidos denunció este domingo que la tripulación de un avión SU-30 Flanker de Venezuela, de fabricación rusa, persiguió “agresivamente” a una aeronave estadounidense el pasado viernes y que esta acción demuestra el apoyo militar “irresponsable” de Rusia al régimen de Nicolás Maduro.

El hecho ocurrió cuando el SU-30 Flanker persiguió a un avión estadounidense EP-3 a una “distancia insegura el 19 de julio, poniendo en peligro la tripulación y la aeronave”, informó el Comando Sur en su cuenta de Twitter.

“Esta acción demuestra el apoyo militar irresponsable de Rusia al régimen ilegítimo de Maduro y subraya la imprudencia y el comportamiento irresponsable de Maduro, que socava las leyes internacionales y los esfuerzos internacionales para contrarrestar el tráfico ilícito”, afirmó.

Enfatizó luego en un comunicado que el régimen “demuestra su desprecio por los acuerdos internacionales que autorizan a Estados Unidos y otras naciones a realizar vuelos de forma segura en el espacio aéreo internacional”.

La unidad militar estadounidense dijo que “después de revisar el video, hemos determinado que el caza de fabricación rusa persiguió al EP-3 a una distancia insegura en el espacio aéreo internacional durante un período prolongado de tiempo, poniendo en peligro la seguridad de la tripulación y poniendo en peligro la misión del EP-3”.

El régimen de Maduro mediante su Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Bolivariana (CEOFANB), informó el sábado que la aeronave estadounidense era un avión de “espionaje electrónico y de interceptación de telecomunicaciones” que estaba violando los tratados aéreos internacionales.

“ALERTA| Sistema de Defensa Aeroespacial CODAI detectó e interceptó aeronave EE.UU. EP-3E de inteligencia y exploración radio electrónica en nuestra región de información de vuelo Maiquetía, violando Tratados Aéreos Internacionales en franca provocación a la RBV.#DialogoAvanza”, indicó en su cuenta de Twitter.

En un video, publicado en esa misma red, el CEOFANB detalló que el avión lo detectó su Sistema de Defensa Aeroespacial a las 9:52 a.m. del viernes sobrevolando al norte del archipiélago venezolano Los Roques en el mar Caribe y que la aeronave no suministró un plan de vuelo ni se había reportado con los servicios de tráfico aéreo de Venezuela.

El Comando de Defensa Aeroespacial Integral de la Fuerza Armada (CODAI) exigió respeto a las normas y tratados internacionales y advirtió que “estas violaciones ponen en grave riesgo la seguridad de aeronaves que transitan por nuestra FIR. ¿Qué pretenden? Qué buscan? Basta de tanta amenaza y provocación de los EEUU”.

Vladimir Padrino, ministro de Defensa de Venezuela, dijo que este tipo de evento ha ocurrido en 76 oportunidades en lo que va de año, “constituyéndose en una reiterativa y grave amenaza” para la seguridad de las aeronaves comerciales y de aviación general y en particular para las que transitan a diario por esa zona.

“La FANB rechaza firmemente este tipo de provocaciones por parte de Estados Unidos de Norteamérica”, dijo el militar en un comunicado.

El Comando Sur afirmó que la aeronave EP-3 cumplió con las normas y reglas internacionales y que estaba realizando una misión aprobada y reconocida en espacio aéreo internacional y sobre el mar Caribe.


Estados Unidos realiza rutinariamente misiones de detección y vigilancia con respaldo regional, reconocidas y aprobadas a nivel regional en la región para “garantizar la seguridad y protección de nuestros ciudadanos y los de nuestros socios”.

La unidad militar estadounidense lamentó que “a pesar del sufrimiento del pueblo venezolano, de que la infraestructura vital para su nación se está desmoronando y que los niños mueren de hambre, Maduro elige usar los valiosos recursos de su país para participar en actos no provocados e injustificados”.

En diciembre pasado, Rusia envió dos bombarderos estratégicos TU-160 a Venezuela que tienen capacidad para transportar misiles crucero con ojivas nucleares en un radio de 5,500 kilómetros.


Otros dos aviones militares rusos aterrizaron en marzo de 2019 en el aeropuerto internacional de Maiquetía. Según la agencia estatal rusa Sputnik, las aeronaves llevaban equipos y personal militar.

La organización Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), con sede en Miami, ha expresado su rechazo e indignación por la presencia de militares rusos en Venezuela que considera es una violación a la soberanía nacional del país sudamericano.

Y alertó en abril pasado a la comunidad internacional sobre “la amenaza que representa la tiranía de Nicolás Maduro para la estabilidad de la región ahora con mayor presencia militar rusa en territorio venezolano”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

Periodista y editora con especialización en América Latina, judicial, negocios y temas locales relacionados con la comunidad latinoamericana. Gran parte de su carrera la desarrolló en agencias internacionales de noticias. Su trabajo de investigación “Emigrar a la muerte: Venezolanas asesinadas en Latinoamérica” recibió los premios 2019 FSNE y SPJ Sunshine State.
  Comentarios