Venezuela

Militares en el exilio se preparan para enfrentar una violenta transición en Venezuela

Militares venezolanos opuestos al régimen de Nicolás Maduro han comenzado a prepararse desde el exterior para enfrentar la volátil etapa de transición que vendría cuando Maduro salga del poder, conformando una red de voluntarios que esperan que pronto supere los 6,000 oficiales y soldados.

El movimiento, presentado públicamente el martes desde la ciudad de Doral, actualmente cuenta con el compromiso de más de 2,780 hombres, entre oficiales, tropas profesionales y policías, que se separaron de las fuerzas armadas controlada por Maduro, muchos de ellos por diferencias políticas, dijeron los organizadores.

Las proyecciones son el producto de un censo realizado este año por la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (VEPPEX) que rastreó donde se encuentran los militares que renunciaron o desertaron del ejército de Maduro.

Distribuidos en más de 13 países, incluyendo Estados Unidos, los militares pactaron seguir luchando por Venezuela y ofrecieron acompañar el presidente interino Juan Guaidó en lo que probablemente será una dura etapa para estabilizar al país y combatir la presencia de guerrilleros colombianos, grupos paramilitares al servicio del chavismo y mega bandas criminales.

“El proceso de transición, una vez conseguida la libertad, va a ser difícil. Se va a necesitar una fuerza armada que respalde la nueva democracia venezolana, como lo hicimos toda la vida los militares” antes de que el chavismo se instaurase en el país, dijo el Teniente Coronel Arturo Gómez Morantes, quien coordina las operaciones en Colombia del movimiento.

En el evento de presentación realizado en Doral, los coordinadores de la red también presentaron un proyecto de ley ante representantes de Guaidó que permitiría la reinserción de los oficiales como personal activo dentro de las Fuerzas Armadas a servicio de la democracia.

Guaidó, reconocido como el legítimo presidente de Venezuela por más de 50 naciones incluyendo a Estados Unidos, también es presidente de la Asamblea Nacional.

El Teniente José Antonio Colina, presidente de VEPPEX y uno de los dirigentes fundadores del movimiento, dijo que un total estimado en unos 10,000 uniformados se han separado de las fuerzas armadas al servicio del chavismo, que cuentan con unos 123,000 militares activos.

Algunos de estos se han distanciado de los acontecimientos en Venezuela, dedicándose a sus asuntos personales y optando por mantenerse al margen.

Pero la gran mayoría de los oficiales contactados se han mostrado receptivos y deseosos de participar. Es por ello que los organizadores aspiran que la red pronto cuente con un total de 6,100 hombres, dijo Colina.

Esa fuerza podría ser vital para Guaidó una vez que Maduro salga de Venezuela, agregó.

“Ni la transición, ni ninguna presidencia elegida por elecciones libres y transparentes va a poder sobrevivir en las actuales circunstancia si no cuenta con una estructura de fuerza que le permita gobernar. Pero con los elementos que hoy conforman las Fuerzas Armadas no es posible confiar. ¿Por qué? Porque están compuestos por comisarios políticos, por terroristas o narcotraficantes”, dijo Colina.

Según los datos del censo, unos 1,136 militares venezolanos se encuentran actualmente en Colombia, 678 de ellos forman parte del movimiento y otros 458 aún quedan por contactar. En Estados Unidos, el total suma 435, con 240 comprometidos y en Perú es de 938, con 453 comprometidos.

En Venezuela, el total es de 1,137, con 386 comprometidos y en Ecuador es de 787, con 298 inscritos en la red. Los otros países que aparecen en el sondeo con números más reducidos son México, Inglaterra, España, Argentina, Brasil y Costa Rica.

El Capitán Iván Nieto, el coordinador en Estados Unidos, dijo que la fuerza armada venezolana ha sido totalmente transformada por el régimen de Caracas, que comenzando en la era del fallecido presidente Hugo Chávez fue sometida a un proceso de politización que buscaba destruir su institucionalidad.

Hoy yace debilitada, sirviendo más como un brazo político del régimen que como defensores del estado, señaló.

Pero muchas de las generaciones de oficiales que salieron de las academias militares antes de que Chávez llegara al poder aún preservan la formación apegada a los valores democráticos y la preservación de la institucionalidad. Muchos de ellos son los que han optado por salir al exilio, dijo Nieto.

Y son estos los que saldrán a respaldar al próximo gobierno.

“Nosotros creemos que el gobierno de transición, antes, durante y después, tiene que tener un aparato de seguridad, defensa e inteligencia de confianza y profesional que le permita a transitar ese proceso tan dramático que va a tener y enfrentar a la contra-revolución que va venir”, dijo Nieto.

La conformación de esta nueva red “es algo que no se había hecho antes”, agregó.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios