Cartas

Peligrosa adicción

Muy interesante el editorial del martes 27 de diciembre sobre el alarmante aumento de adictos en nuestro país, mayormente con los estupefacientes, que repercute también en el aumento de la delincuencia.

El artículo toca un punto muy cierto en cuanto al tratamiento de adictos al alcohol y las drogas, aunque no menciona a los adictos al juego, que es un desastre económico para esas personas y sus familias.

Quisiera ver el mismo énfasis por parte de la prensa en reportar sobre la nueva adicción que está causando muertes y heridos, debido al uso de aparatos electrónicos de comunicación cuando se conduce vehículos motorizados, y también el uso desmedido de esos aparatos por nuestros niños y jóvenes, que no se están comunicando personalmente entre ellos y dedican más tiempo a esa actividad que a la distracción deportiva, que es útil para combatir la obesidad temprana.

¿Cómo es posible que los legisladores estatales, los miembros de grupos de ayuda ciudadana y los medios de comunicación no hagan una campaña efectiva como la que se ha hecho contra el consumo de derivados del tabaco? ¿Es que no les interesa o, si no es así, que de verdad les preocupa mucho? Entonces, ¿qué es lo que los detiene?

J. Darío Miyares

Miami

  Comentarios