Cartas

Airbnb llegó para quedarse

El alcalde Tomás Regalado está proponiendo una reforma a los alquileres a corto plazo en Miami argumentando especialmente que amenaza la tranquilidad ciudadana.

Como usuario de airbnb (una de las mayores plataformas para este tipo de alquiler) discrepo totalmente y considero que pueden existir otros intereses que desafortunadamente muevan a los políticos a actuar en contra de nuestros genuinos intereses.

Mi visión es la siguiente:

El turista que nos visita por esta vía es generalmente familiar y precisamente busca una familia local para intercambiar experiencias en un turismo diferente.

La identidad de todos los usuarios es confirmada incluso antes de poder hacer una reservación por airbnb.

Existe un depósito de seguridad que puede ser cobrado en caso de daño a la propiedad o conducta impropia.

Se documenta una revisión por el huésped y el anfitrión, registrando la experiencia por ambas partes con sus aspectos positivos y negativos y al que tienen acceso todos los usuarios de esta plataforma.

Compartimos con ellos nuestros hogares. ¿Podrá haber un turismo más seguro?

Finalmente, si ocurriera algún desorden público o ruptura de reglas del vecindario (hechos probablemente aislados) serían juzgados, multados y sancionados según correspondiera.

Desde el punto de vista económico, no solo ayuda a las familias anfitrionas sino también beneficia a las ciudades.

Cada turista que nos visita por airbnb gasta un promedio de $253 diarios en negocios locales. Al economizar en hospedaje, el turista destina más presupuesto a entretenimiento, comidas, etc.

La Pequeña Habana, Coconut Grove y el Pequeño Haití son los destinos más populares para este turismo que busca la otra cara de Miami en sitios donde no hay infraestructura hotelera.

Considero que como Uber, esta nueva forma de relación económica llegó para quedarse

y las ciudades que sean las primeras en adoptarlas sin dudas saldrán beneficiadas.

Marta Fernández

Miami

  Comentarios