Cartas

¿Dónde está el senador Rubio?

El senador Marco Rubio llega al Senado en Washington para una votación el pasado 7 de febrero.
El senador Marco Rubio llega al Senado en Washington para una votación el pasado 7 de febrero. Getty Images

Nuestro senador, Marco Rubio, se niega a encontrarse con sus electores en una reunión de town hall. Le he mandado emails, he llamado a su oficina, y hasta hoy estoy en espera de su respuesta. Ahora me doy cuenta que en un show de TV y radio explicó por qué se niega a reunirse con sus electores.

Alega que le van a gritar; que lo van a insultar; que dirán cosas feas; que serán personas que son “activistas liberales”; que están “organizados” para humillarle. Que no lo van a escuchar ni dejarle responder.

Nunca pensé que enfrentarse con sus electores –aunque fueran liberales y estuvieran furiosos por el caos en que está el país– le causara tanto miedo. Estoy apenado de que nuestro representante, el que elegimos para luchar y proteger los intereses de nosotros los que vivimos aquí, una comunidad de personas humildes, inmigrantes, gays y lesbianas, de todos los colores habidos y por haber, de todas las edades, que no somos anglos, que no somos billonarios, o sea, los que somos todo lo que Trump odia y quiere deshacerse en su utopía americana, que esa persona nos tenga tanto miedo.

Senador, le prometo que no le voy a gritar ni decirle cosas feas. Yo le voy a escuchar con respeto.

Pero sí le preguntaré muchas cosas que me preocupan de su actuación. ¿Cómo usted va a justificar su voto a favor de desmantelar el seguro médico para los pobres (Obamacare) sin cobertura para los pobres? ¿Cómo usted pudo votar a favor de los nuevos secretarios de Educación y Justicia cuando ninguna de esas personas tiene la calificación moral o profesional para ocupar esos cargos? ¿Cómo usted justifica su voto a favor del nuevo administrador de la EPA, cuando es una persona que quiere destruir a esa agencia encargada de proteger nuestro medio ambiente?

No le tenga miedo al pueblo, senador.

Tony Saiz

Miami

  Comentarios