Cartas

Esclavo de lo que habla

Mi abuela paterna –que siempre digo que era asturiana y divina– siempre me decía que “uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla”.

Me acordé muchísimo del consejo de mi abuela cuando me enteré del comentario ofensivo y racista del ex presentador de Univisión Rodner Figueroa sobre Michelle Obama, la primera dama del país más poderoso del mundo.

No solo Rodner insultó a la primera dama, sino que el insulto abarca a todas las mujeres afroamericanas.

La prepotencia y la falta de tacto y delicadeza son enfermedades que padecen muchos presentadores y presentadoras de la televisión hispana. La educación, las buenas costumbres, la gentileza y, sobre todo, pensar antes de hablar, son hábitos que parece que se los ha llevado el viento.

Martha Pardiño

Miami

  Comentarios