Cartas

Obama debe dar marcha atrás

Creo que la posición y las declaraciones del vice tirano de Cuba, Raúl Castro, en la reunión del ALBA debían ser más que suficientes, para picar el amor propio del presidente de esta nación.

La forma prepotente y despectiva en que Castro está tratando al presidente Obama y a su mal tendida rama de olivo, demuestra la verdadera naturaleza de la tiranía y que ésta no tiene la mínima intención de ceder un ápice en la posición que ha mantenido durante más de medio siglo.

Cuba y Venezuela son como dos cánceres de un mismo cuerpo que cuando se trata de “curar” a uno de ellos (Venezuela), el remedio afecta el otro (Castro), que es un apéndice-madre de aquel. 

No hay solución si no se extirpan los dos al mismo tiempo.

Si el presidente Obama quiere limpiar un poco su imagen de incompetencia, que este problema ha aumentado, debe ya dar marcha atrás a todas las arbitrarias concesiones que unilateralmente inició sin tener en cuenta la naturaleza del enemigo ni el daño que su política inflinge a las ansias de libertad del pueblo cubano.

Ni siquiera en política, donde tantas cosas vemos, se deben aceptar tantas humillaciones.

Neil V. Núñez

Miami

  Comentarios