Cartas

Una división que no debe seguir

Mientras en EEUU, primera potencia mundial hasta ahora, el FBI continúe investigando la supuesta colusión y obstrucción del presidente Donald J. Trump en las elecciones del 2016, y tanto demócratas como republicanos no se cansen de buscar lo que no existe; mientras tanto en Corea del Norte su presidente Kim Jong-un sigue avanzando en su preparación nuclear a largo alcance, para cumplir junto con el presidente de Irán, Hassan Rouhani, lo que tanto anhelan, que es la destrucción de EEUU.

Espero que Dios ilumine a todos los ciudadanos de aquí y no busquen más lo que no hay y unidos todos apoyemos al Comandante en Jefe, Donald J. Trump, junto con las Fuerzas Armadas, para parar a Kim Jong-un, que espero podamos todavía.

Si esta división sigue un par de años más, y no hacemos algo fuerte pronto, nos va a dividir en pedacitos a todos nosotros la unión de Kim Jong-un con Hassan Rouhani.

Unámonos en oración, porque un pueblo unido jamás será vencido.

Esther Almeida-Díaz

Miami

  Comentarios