Cartas

Nicolás Maduro; decoración interior

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anuncia cambios en su gabinete desde el Palacio Presidencial, en Caracas.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anuncia cambios en su gabinete desde el Palacio Presidencial, en Caracas. EFE

Al ver un anuncio de este señor, pensé complacer a mi esposa, que hacía tiempo deseaba cambiar el decorado de nuestra casa.

El decorador, llamado Maduro, vio con calma lo que yo quería y me hizo una presentación que duro más de tres horas. Entendí poco, ya que hablaba muy confuso y se interrumpía frecuentemente para ir al patio a conversar, según él, con un “pajarito llamado Chávez, que lo inspiraba”.

Podemos definir “cinco revoluciones”, declaró, que le darán un “sacudón” a esta casa y mantendrá el desempleo y a su vez acabará “con la estructura y los restos de esta casa burguesa”. En realidad, lo que me convenció fue su promesa de un bajo costo, por estar los arreglos subvencionados por el gobierno.

Al final de cuentas y mucha anticipación, los cambios establecidos fueron decepcionantes, ya que lo único que hizo fue cambiar los muebles viejos de lugar, favoreciendo las ideas del “pajarito”.

Lo que más me molestó fue que me quitó la silla donde veía la tele, a la que yo apodé Ramírez “porque se ajustaba a cualquier posición”. Terminé sin silla, con una esposa enfadada, y con la crítica de un amigo cubano, que ya me había advertido el peligro de confiar en estos “delincuentes” que lo habían engañado previamente a él.

Un venezolano.

Fernando J Milanés

Miami

  Comentarios