Cartas

La policía y los teléfonos

Cuando las autoridades policiales necesitan identificar a maleantes, ladrones, asesinos, choferes que se dan a la fuga, después de lastimar o matar alguna persona en la calle, actos racistas, a posibles terroristas, apelan a la televisión poniendo un teléfono a llamar. Extrañamente el número del teléfono no es fácil de recordar. Teniendo tanto poder, debían buscar uno que nos ayude mejor. Veamos el ejemplo. (305) 471-8477.

Sin embargo, empresas privadas, negocios personales, abogados, seguros, tienen los teléfonos más fáciles de recordar. Miren la diferencia. Un mecánico de Hialeah, 888-5858; un abogado, 883-7272; viajes, 306-2222; otro abogado, 883-7272; cables, 292-0000; abogado, 547-1234; clínicas, 447-4444. Hay algunos taxis que tienen siete números iguales.

Podríamos poner muchos ejemplos más, pero eso lo saben los interesados, ¿o a ellos no les interesa? Es extraño, porque haciendo eso no ayudan a la ciudadanía y todos sabemos que la policía está para servir y ayudar a los que pagamos impuestos. ¿Lo harán? Nosotros somos optimistas. Sí, esperamos que sí lo hagan. Por el bien de todos. Si todos cooperamos, todos esos maleantes irán a la cárcel.

Roger Romero

Miami

  Comentarios