Cartas

Aclaración de Frank de Varona

El domingo 28 de abril de 2015 se publicó un artículo en la primera página de el Nuevo Herald con el título “Millonario fraude: lavan dinero con empresas fantasmas en Miami y Weston”, que fue el primero de una serie de tres artículos. El artículo se trataba de empresas fantasmas registradas en Miami y Weston que recibieron millonarias transferencias de otras compañías pertenecientes a personas que actualmente son investigadas por lavado de activos y por exportaciones fraudulentas desde Ecuador a Venezuela.

En la página 15 el artículo menciona lo siguiente: “Otro destino del dinero transferido al sur de la Florida fue Yachting Experts, un broker de yates localizado en Coconut Grove. La empresa recibió $2.52 millones… Uno de los propietarios de la compañía de yates, Frank de Varona, rehusó conceder una entrevista a un reportero de El Nuevo Herald”.

Como hay muy pocas personas con ese nombre en esta ciudad, he recibido numerosas llamadas por teléfono de personas que piensan que yo soy la persona mencionada en el periódico. Desde que salí de la cárcel de Isla de Pinos, por haber invadido a Cuba por la Bahía de Cochinos a los 17 años el 25 de diciembre de 1962, he vivido en esta comunidad. Tengo un primo en Miami que tiene mi nombre y es enfermero.

Muchas personas me conocen del Sistema Escolar de las Escuelas Públicas del Condado Miami Dade, donde trabajé por 37 años alcanzando importantes puestos administrativos. Otras personas me conocen como el profesor asociado de estudios sociales de la Escuela de Educación de Florida International University, donde ejercí ese cargo por siete años y por haber enseñado cursos en la Universidad de Miami, Universidad de St. Thomas, Florida Memorial College, Mercy College y Miami Dade College.

Otros individuos me conocen por pertenecer al Comité Ejecutivo del Partido Republicano del Condado, ser miembro de la Junta Directiva de Herencia Cultural Cubana y pertenecer a muchas otras organizaciones, entre ellas la Junta Patriótica Cubana y la Brigada 2506. Por último, otras personas me conocen por los 21 libros que he escrito y numerosos artículos publicados en websites, revistas y periódicos de esta comunidad y por participar frecuentemente en estaciones de radio y de televisión.

Agradezco mucho a el Nuevo Herald el publicar esta carta con el fin de aclarar que yo no tengo nada que ver con la persona con mi mismo nombre citada en el artículo. No conozco a esta persona ni tengo parentesco alguno con él.

Frank de Varona

Miami

  Comentarios