Cartas

¿Cuál será más efectivo?

El manteo o “acto de repudio” no hace más que repudiar la idea misma de que es posible una sociedad en la cual las diferencias de opinión se deben dirimir a través del diálogo y la tolerancia hacia las opiniones de quienes no piensan como uno piensa, y esa sociedad no solo es posible, sino que es imprescindible en todas partes (lo que vale para Cuba vale también para Venezuela, para los EEUU, y para todos los muchos países sumidos en una cada vez más agobiante polarización).

El excelente artículo de Nora Gámez (“Opositores denuncian ante fiscalía aumento de la represión en Cuba”, el Nuevo Herald, 4 de mayo) presenta las cosas de una manera balanceada, y lo que pide nuestro “representante” del Sur de la Florida es precisamente lo que dice la señora Sarah Stephens que su institución (”Centro para la Democracia en las Américas”) viene haciendo desde hace mucho tiempo. La diferencia entre lo que pide Mario y lo que hace Sarah no está en los resultados (continúan los manteos, las detenciones y las sanciones arbitrarias, etc.) sino en la actitud: Mario pide que hablen y pidan otros, pues él no es capaz de sentarse frente a las autoridades cubanas sin primero llamarlos “comunistas”, “asesinos”, “opresores” (todo para consumo de quienes él dice “representar”) y Sarah (y ahora el presidente Obama) sí lo hace, como lo han hecho varios Papas e infinidad de dirigentes de todo el mundo... ¿Cuál de los dos será, eventualmente, más efectivo: Sarah o Mario?

José Manuel Pallí

Coral Gables

  Comentarios