Cartas

Traemos valores, pero también malas costumbres

Una mujer cruza una calle en downtown Miami, el 12 de abril de 2018.
Una mujer cruza una calle en downtown Miami, el 12 de abril de 2018. dsantiago@miamiherald.com

Por no hablar de quienes meten su auto en tu espacio de estacionamiento. O de plano te cierran el paso a tu coche al estacionarse en un sitio donde no se puede parar. O que de milagro no te atropellan cuando intentas cruzar una senda en el supermercado; para ellos el cruce de peatones no existe, la cosa es de “échate a un lado” que te apachurro.

Y si te quejas, entonces te quieren comer. A mí me parece que esto es el resultado de reunir a tanta gente tercermundista en una sola ciudad. Son gente que hasta el otro día conducía una yunta de bueyes, o a todo dar, una bicicleta.

Eso de las cajeras dejar esperando al cliente para chismear es típico de Cuba, donde todos hacen que trabajan. Yo conocí a Miami por primera vez en la década del 50; nada de esto pasaba. Quienes venimos a EEUU traemos con nosotros muchos valores, pero también una gran parte de nuestras malas costumbres y hasta nuestros peores vicios.

Manuel Ballagas, Miami

  Comentarios