Cartas

Hay que presionar para lograr un cambio en Venezuela

El presidente de China, Xi Jinping, recibe al gobernante venezolano Nicolás Maduro el 14 de septiembre, en Pekín.
El presidente de China, Xi Jinping, recibe al gobernante venezolano Nicolás Maduro el 14 de septiembre, en Pekín. AP

Es muy posible que después de las elecciones del 6 de noviembre, el gobierno estadounidense tome medidas más severas contra la cúpula que desgobierna al hermano país de Venezuela, sin descontar algún tipo de acción punitiva. Y algo determinante debe hacerse para evitar que se repita el caso Cuba de los años sesenta.

Al incluir la dirigencia venezolana banderas de Cuba, China y Rusia en su reciente show militar, pudiera esto insinuar una mayor participación, rusa en especial, y acuerdos de “defensa mutua” entre Venezuela y países autoritarios o dictatoriales, lo cual haría más diplomáticamente complicada cualquier acción futura contra Venezuela y una ocasión dorada para el país eslavo de desquitarse de sus quejas sobre la presencia de la OTAN en países vecinos de su occidente.

De ganar Jair Bolsonaro la presidencia de Brasil, una alianza tripartita de Colombia, Brasil y Estados Unidos, que bien pudiese incluir también a Perú, Chile, Argentina y Panamá, pudiera presionar al máximo al señor Maduro y sus adláteres para abandonar el poder o forzar cambios hacia una democracia aceptable, bajo ultimátum extremo.

Esta presunta dinámica así como la posible interrupción de la compra de crudo por parte de nuestro país, pueden ser determinantes para que el hermano pueblo recupere su democracia, su tranquilidad y su esperanza.

El tic-tac del reloj de su destino acelera su marcha cada día.

Ojalá estemos aún a tiempo para evitar lo peor. Oremos para ello.

Efraín R. Infante

Miami

  Comentarios