Cartas

¿Cuándo el gobierno ayudará a los de casa?

Una mujer y su hija son llevados a un centro de detención federal para familias en Artesia, Nuevo México, el 10 de septiembre de 2014.
Una mujer y su hija son llevados a un centro de detención federal para familias en Artesia, Nuevo México, el 10 de septiembre de 2014. AP

Sabemos que tenemos miles de personas que cometieron crímenes contra menores, fueron sentenciados, pagaron sus condenas; pero aún así la ley les pena con tener que vivir a mucha distancia de las escuelas y los parques. Eso esta bien ya que debemos proteger a nuestros infantes de esa gente para que al menos tengan menos posibilidades de reincidir.

Hasta ahí, todo bien. Pero no hay solución al problema de los lugares en donde puedan vivir, alquilar una vivienda o trabajar en algún sitio, ya que donde quiera que vayan los desalojan. Yo me pregunto, ¿cómo puede nuestro gobierno nacional tener dinero y disponer a diario de millones de dólares para albergues, seguridad, alimentación y todo tipo de gastos a favor de los miles de personas que a diario llegan al país violando nuestras leyes?

A estas personas se les cobija y se les cuida para no violar ninguno de sus derechos. ¿Pero por qué para otras personas nacidas aquí no hay solución? ¿Por qué no se les busca un lugar apartado donde puedan vivir y trabajar?

Eso me duele, me molesta y me ofende. Que seamos candil de la calle y oscuridad de la casa. No se trata de premiar a los que ayer cometieron un crimen, se trata de buscar una forma humana y justa para que estas personas puedan al menos reiniciar sus vidas.

Terrenos sobran en todo el país. Construir albergues grandes colectivos donde estas personas vivan y puedan tener algún desarrollo es tan justo como todo los gastos en los que incurre nuestra nación a favor de las personas ilegales. Ellos también violaron nuestras leyes, ¿entonces por qué el trato es diferente?

Laureano Martínez,

Hialeah.

  Comentarios