Cartas

Película de los espías es un insulto al exilio cubano

Una vez más, la diáspora cubana (exiliados políticos de la dictadura Castro-comunista en Cuba), está sometida a la infamia de la continua tergiversación de la historia por la implacable propaganda política de Cuba.

Esta vez me refiero a la película titulada “Red Avispa” y su audacia para afirmar en su título de apertura que se basa en la “verdadera historia” de los espías cubanos que se infiltraron en las redes anticastristas en Florida en la década de 1990. Una historia “real” donde estos cinco espías son retratados como héroes, los grupos anticastristas como grupos terroristas, y donde los hechos históricos han sido descaradamente distorsionados.

Y, uno pregunta, ¿cómo pueden ellos (Olivier Assayas/director y Charles Gillibert/producer) salirse con la suya con semejante parodia de la verdad? ¿Cómo puede la industria cinematográfica permitirles reclamar esta película como una historia verdadera, cuando no lo es? ¿Es que el “derecho a la libertad de expresión” incluye el derecho de los cineastas a mentir al público?

Una vez más, la diáspora cubana expresa su rechazo a la permisividad de la propaganda Castro-comunista en Estados Unidos. Y, una vez más, nos preguntamos, ¿por qué lo permiten? ¿Por qué Estados Unidos permite que los tentáculos del Castro-comunismo se propaguen y continúen infligiendo miseria al pueblo cubano? ¿Por qué Estados Unidos ha permitido la presencia de una dictadura comunista a solo 90 millas de distancia de su territorio durante 60 años? ¿Por qué se ha negado a la diáspora cubana el derecho a luchar por la libertad de Cuba?

Ya es hora de que la diáspora cubana se enfrente a la triste realidad: es por el interés de Estados Unidos. Y, ¿en qué podría consistir este interés? Esto es lo que hay que develar. ¿Podría ser información sensible obtenida por el internacionalmente aclamado poder del servicio secreto cubano? ¿Están chantajeando a Estados Unidos? ¿Qué podría mantener a raya a Estados Unidos por un país/enemigo tan minúsculo?

Debemos encontrar la verdad.

Joely R. Villalba,

Miami

  Comentarios