Cartas

A cambio de nada

Me siento frustrada, impotente ante los acontecimientos ocurridos en los últimos días. Mi frustración e impotencia se debe a la experiencia vivida a través de los años de incertidumbre e injusticias y por lo tanto no tengo confianza en nada de lo acordado. ¿Cuántas veces nuestro pueblo se ha ilusionado con un acuerdo o una maniobra política que al final solo ha beneficiado a Castro y sus compañeros?

Me es muy curioso ver como el gobierno de este gran país se ha olvidado de todos los insultos, de las confiscaciones de las grandes empresas que existían en Cuba antes de la presente dictadura, de las incursiones del gobierno comunista en todo el hemisferio, especialmente en Venezuela, de la falta de libertad que reina en Cuba, los prisioneros políticos y las violaciones de los derechos humanos. Se han olvidado de los miles de fusilados, de la separación de las familias.

Me sitúo en el lugar de los familiares de los jóvenes de Hermanos al Rescate y mi dolor es infinito porque fueron asesinados vilmente y ahora ven a esos asesinos disfrutando de libertad y siendo tratados como héroes.

Cuántas empresas extranjeras hay en Cuba donde van miles y miles de turistas a playas que los cubanos no pueden disfrutar, e invierten millones de dólares y euros. ¿Quiénes se han beneficiado de esto? Solamente los gobernantes y sus secuaces y el pueblo sigue careciendo de todo.

Con este convenio, hemos cedido a todo a cambio de nada.

Olga Alonso

Miami

  Comentarios