Cartas

¿Legalizar estupefacientes?

La guerra contra las drogas parece que ha fracasado y no se encuentra solución. Parece un cáncer indestructible, que antes de menguar, aumenta día a día sus terribles tentáculos, dejando una inmensa estela de dolor y sangre.

Estados Unidos ha querido ponerle freno a este flagelo inútilmente, pues vigilan el ingreso, pero parece que dejan salir los insumos como el éter y la acetona, entre otros, que son necesarios para el procesamiento de la cocaína y la heroína en los laboratorios latinoamericanos.

¿Qué pasaría si se legalizara el uso tanto de la marihuana como el de la cocaína y la heroína para personas mayores de dieciocho años, así como se legalizó el consumo del alcohol y el cigarrillo, que causan tanto o más daño que las primeras? Vale la pena recordar que durante la prohibición del alcohol en este país, fue cuando el consumo fue mayor.

¿Qué pasaría si en vez de continuar esta guerra, los grandes inversionistas formaran gigantescas empresas como Philip Morris o Chivas Regal? El resultado sería la creación de muchos empleos, y la gran cantidad de dólares que hoy se gastan en vano para combatir este mal que no tiene cura, se emplearía en abrir hospitales de rehabilitación y programas efectivos para concientizar y prevenir a los jóvenes sobre el mal que causa el consumo de estas sustancias.

La prohibición es la causa del apetito y al conseguir la droga en cualquier 7-Eleven, pierden el deseo, porque las cosas fáciles y baratas generalmente pierden el interés.

¿Y qué pasaría entonces con los narcotraficantes? Sencillamente se les acabaría el lucrativo negocio y de paso, terminaría tanta violencia y tantas muertes de personas inocentes.

El que quiere consumir drogas, de todas maneras lo hace.

José M. Burgos S.

Miami

  Comentarios