Cartas

A favor de la expansión de FIU

Después de leer en el Nuevo Herald del 11 de febrero el artículo Giménez poco optimista sobre expansión de FIU, me siento como si un jarro de agua fría me hubiera caído encima. Creo que no solo para mí sino también para todos los que votamos democráticamente para ver seguir creciendo a una universidad relativamente joven, que fue fundada en 1969 y en tan poco tiempo se ha situado en los primeros lugares a nivel nacional, lo cual la hace un verdadero orgullo para el sur de la Florida.

En esta Universidad se benefician no solo los estudiantes de los Estados Unidos, sino también –como lo indica su nombre– muchos estudiantes procedentes de otros países, especialmente de América Latina y el Caribe.

No se puede anteponer un parque de diversiones, que solamente opera una vez al año, por veinte y tantos días, a un centro universitario. Sobre la opción de un traslado a Homestead, ejecutivos de la Feria afirman que Homestead está demasiado apartada para sostener una asistencia que pasa de 600,000 cada año y que esa opción sería una “condena a muerte” para el evento. Difiero de los ejecutivos de la Feria, pues las personas que por tantos años han disfrutado de la Feria de la Juventud seguirían asistiendo múdense para donde se muden.

Necesitamos la expansión de FIU para que más jóvenes cumplan su sueño de estudiar una carrera y tener un futuro brillante. No neguemos a nuestros hijos y nietos una buena educación por un capricho de los ejecutivos de la Feria de la Juventud.

Esther Almeida-Díaz

Miami

  Comentarios