Cartas

Con normas distintas

El senador Bernie Sanders, candidato demócrata a la Casa Blanca, preside un acto de campaña este viernes en Elko, Nevada.
El senador Bernie Sanders, candidato demócrata a la Casa Blanca, preside un acto de campaña este viernes en Elko, Nevada. AP

Lo que sugiere la directora ejecutiva de Oxfam cuando dice que algunos juegan con normas distintas al resto [ver Los 62, de Andrés Hernández Alende, Perspectiva, 12 de febrero] es que el tan cacareado estado de derecho está al servicio de quienes, gracias a su poderío económico, fijan cuáles son las normas a las que ellos mismos están (o no están) sujetos: es el “estado DEL derecho” lo que realmente debe preocuparnos a quienes, como el autor de esa excelente columna, nos preocupa la desigualdad cada vez más aplastante.

Pero claro, la gente que no comparte la “perfecta idiotez” de los preocupados por la desigualdad se entretiene –y pretende entretener a los demás– con el cacareo permanente sobre el tan manoseado estado de derecho, la libertad, la democracia, etc., etc., haciendo comentarios cada vez más ridículos y penosos (que si algo me producen es vergüenza ajena) en contra de “perfectos idiotas” como el Papa Francisco –por ejemplo, uno de los paladines de la lucidez a oscuras que caracteriza a Miami lo llama al Papa agente de Putin, y le dice al mundo por TV que Cuba es hoy una “aduana” por la que tienen que pasar hasta las grandes potencias para lograr sus objetivos– y explicándonos porque ellos, los lúcidos, son los únicos que pueden salvar al mundo.

Las verdaderas aduanas se encuentran, como lo sugiere la directora ejecutiva de Oxfam, en sistemas normativos (o políticos, que para el caso es lo mismo) al servicio de esos intereses interesados en aumentar la desigualdad. No en balde se sorprenden (aunque no se preocupan ni se asustan) mis amigos del prefijo “liber” cuando ven a tanta gente joven –pero joven de verdad– acompañando la campaña de Bernie Sanders. Y no se preocupan con Bernie Sanders precisamente porque “saben” (aunque al “saber” de estos individuos hay que tomarlo con pinzas) que esas aduanas juegan a favor de la continuidad y la preservación de ese “estado DEL derecho” que fomenta la desigualdad. Si hasta el propio Bernie parece reconocer que, aun siendo presidente, estaría maniatado por esas aduanas…

José Manuel Pallí

Coral Gables

  Comentarios