Cartas

¿Un modelo chino para Cuba?

Resulta sorprendente que algunos cubanólogos predicen que bajo el acuerdo Obama-Castro, Cuba podría llegar al nivel alcanzado por China.

Pero ninguno menciona la represión imperante en China, donde según diversas fuentes de ejecuta a cuatro mil seres humanos cada año, persiste un solo partido, que rige hasta el pensamiento de sus habitantes, y la tan publicitada economía está plagada de corrupción, a tal grado que ni el propio gobierno chino ha podido esconderla. Todo eso sin contar los productos de pésima calidad que han exportado a Estados Unidos, entre ellos juguetes peligrosos, materiales de construcción y leche en polvo, todo parte de esa misma corrupción por obtener beneficios económicos de los cuales el Partido Comunista percibe grandes dividendos. No obstante, el interior del país sigue bajo el mismo régimen casi feudal de Mao Zedong.

En el orden internacional siguen siendo la base de apoyo del gobierno terrorista de Corea del Norte, sin olvidar la represión en Hong Kong, las pésimas relaciones que mantiene con Japón y la constante amenaza de cambios estructurales con que tiene sumida a la población de Taiwán.

Si ese tipo de gobierno es al que aspiran los nuevos cubanólogos para Cuba, sería bueno que revisaran sus aspiraciones, no sea peor el remedio que la enfermedad.

Mario Marrero

Miami

  Comentarios