Cartas

Otro gallo cantaría

No había que ser adivino para saber el futuro de las negociaciones entre EEUU y Cuba. Desde el principio se sabía que, en cuanto estuviese cercana la fecha del levantamiento del embargo, el castrato torpedearía su puesta en marcha pues, de hecho, EEUU dejaría de ser “el enemigo imprescindible” para toda involución que se respete. Por otro lado, Raúl abandona su supuesto interés en hacer cambios significativos pues está siendo presionado por la facción dura del castrato como Machado Ventura y Ramiro Valdés, el cual es considerado el “Cuban Sniper” apuntando constantemente hacia la cabeza de Raúl, con el que lo dividen viejas y grandes diferencias y se considera el cancerbero de Fidel.

En la conferencia de la CELAC en Costa Rica. Raúl acaba de declarar que, para que se levante el bloqueo (embargo), EEUU debe compensarlo con miles de millones por el daño económico causado por el embargo; tiene que devolverle la base de Guantánamo y desaparecer a Radio y TV Martí. Pero hay que preguntarse ¿quién causó el primer daño económico a EEUU al apropiarse de todas las empresas norteamericanas y de cubanos emprendedores de grandes industrias? ¿Quién recompensa a esas personas?

No soy el único que piensa que todo este embrollo ha sido utilizado por el castrato, en un momento crucial de la economía venezolana que lo mantiene para hacerle creer al cubano que hay esperanzas con el nuevo “compañero del norte” y ganar tiempo.

Si el presidente le devolviera la base a los cubanos del exilio para que levantaran allí rascacielos al estilo de Hong Kong, autopistas, supermercados y canales de TV con un alcance hasta Camagüey y emisoras de radio y televisión poderosas que podrían ser escuchadas y vistas desde territorio “cubano” donde se establecería un gobierno autónomo y protegido por la presencia naval y aérea existente allí, estoy seguro de que “otro gallo cantaría”.

Alexander Domínguez

Miami

  Comentarios