Cartas

El ánimo de WikiLeaks

Justo en vísperas de la Convención del Partido Demócrata la organización WikiLeaks, fundada por el australiano Julian Assange, que lleva años refugiado en la embajada del gobierno de Rafael Correa en Londres para evadir la justicia sueca, reveló documentos que insinúan acciones del Comité Nacional Demócrata para favorecer la victoria de Hillary Clinton sobre Bernie Sanders durante las primarias del partido. El resultado ha sido la renuncia de Debbie W. Schultz, presidenta de ese comité y una nueva nota discordante de parte del perdedor Sanders. Un momento exacto para provocar una crisis de imagen en la Convención del Partido Demócrata.

WikiLeaks es una fundación sin ánimo de lucro. Entonces, ¿cuál será su ánimo? Veamos algunos de sus descubrimientos, ampliamente reproducidos y magnificados por la prensa en todo el mundo. Vídeo de un tiroteo desde un helicóptero americano en Bagdad en 2007 dirigido por error a un reportero de Reuters y otras personas; documentos con información clasificada sobre la guerra de Afganistán entre los años 2004 y 2009; documentos filtrados desde el Pentágono sobre la guerra de Irak y su ocupación entre el 2004 y el 2009; en 2010 producen la filtración de documentos diplomáticos de los Estados Unidos.

Al día de hoy torpedea la convención demócrata, lo que objetivamente va a favor del candidato Donald Trump. ¿Será que el ánimo de WikiLeaks será el bien de nuestro país? ¿Será acaso lo contrario? Dudo mucho que sea lo primero, ¿y usted?

Andrés Pérez

Hialeah

  Comentarios