Daniel Shoer Roth

DANIEL SHOER ROTH: Los premios de la gratitud

Vivimos inmersos en una cultura de concursos y competencias. Desde los prestigiosos premios Nobel hasta los faranduleros Latin Grammy; desde el Maestro del Año en las escuelas hasta la chica más curvilínea en el certamen Miss Hialeah; la vocación, la capacidad y el esmero en cualquier faena, son reconocidos con el aplauso y a veces también con un aporte monetario.

En vísperas del Día de Acción de Gracias, al calor del agradecimiento que me abriga, me he percatado de que el dulce manantial de premios que nos baña –al más bello, al más trabajador, al más rico, al más talentoso, al más inteligente y hasta al más gordinflón– carece de cantidades significativas de un preciado mineral. ¿No se merecen premios aquellos que obran en el bien sin participar en concursos ni esperar nada a cambio?

¡Damas y caballeros! ¡Bienvenidos a la primera edición de los “Premios Gratitud” auspiciados por En Foco! Estos son los ganadores en las diversas categorías:

Ayuda al prójimo

El ganador es… Arnold Abbott, el nonagenario que alimenta a los hambrientos de pan y de misericordia en las playas y parques de Fort Lauderdale, a pesar de la ofensiva de la Ciudad para que ponga fin a sus esfuerzos caritativos. Los citatorios judiciales y las amenazas de sancionarlo con multas o pena de prisión no lo hacen titubear, sino más bien insuflan de aliento su buen corazón. Suba al escenario, Arnold, y reciba en nombre de todas las personas sin hogar esta presea de gratitud.

Talento en acción

El ganador es… Gustavo Briand, el estilista de South Beach quien, mientras cantaba en una noche de Karaoke en un piano bar, decidió que en vez de desperdiciar el tiempo, debía emplear con fines benéficos la destreza de entretener a otros. Con un grupo de colaboradores, fundó Charity Angels (Ángeles Caritativos), organización que visita a niños en hospitales y les brinda una velada de diversión con refrigerio, permitiéndoles interpretar canciones con fondos musicales grabados. Gustavo, los angelitos enfermos le otorgan este reconocimiento.

Superación ejemplar

La ganadora es… Mila Ferrer, la madre de Miami que en lugar de lamentarse por la condición diabética de su hijo, optó por superar su cruzada familiar ayudando a otros padres que encaran retos similares. En su blog, Jaime, mi dulce guerrero, anima con mensajes positivos a familias afectadas por los avatares de la diabetes tipo 1, y les exhorta a educarse, suministrándoles información y sabios consejos. Mila, por crear conciencia y transformar la adversidad en causa ejemplar de vida, reciba el galardón de manos de las familias que han hallado un hálito de esperanza en sus palabras.

Buen samaritano

El ganador es… Bradley Holt, el vecino de Allapattah que se sacrificó por proteger a unos niños que jugaban en el barrio. Los tiroteos en la ciudad han extinguido vidas de menores inocentes mientras se recrean al aire libre. Al percibir el comportamiento errático de un automovilista sospechoso que merodeaba la cuadra, el joven intentó ahuyentarlo por el bienestar de los pequeños. El chofer luego abrió fuego y disparó a Bradley en la cabeza. Esta distinción póstuma es apoyada por los ciudadanos preocupados por la seguridad pública, agradecidos por su encomiable valentía.

Salvavidas de verdad

La ganadora es… Aileen María Marty, la profesora de enfermedades infecciosas de FIU que, a pesar de los riesgos, encaró sin temor la epidemia del ébola en pleno continente africano, cooperando en el establecimiento de un sistema de control sanitario en los aeropuertos de Nigeria, país que gracias a voluntarias como ella logró aplacar el brote del virus. Por unirse al esfuerzo internacional de emergencia, en lugar de permanecer en la comodidad de un aula o laboratorio, la Dra. Aileen recibe los laureles con aprobación unánime del jurado.

Luces del pensamiento

El ganador es… Eduardo Padrón, el presidente de Miami-Dade College, quien ha promovido la accesibilidad universal a la educación y la cultura a través de la Feria Internacional del Libro, difusora del conocimiento sin fronteras y la lectura a nivel popular. Bajo su liderazgo, la Feria ha inyectado a la comunidad un suculento sabor intelectual más que cualquier otro acontecimiento. Los nuevos lectores que descubren la creatividad infinita en los pasajes de los libros y los autores novatos que encuentran una ventana abierta para la difusión de sus obras en el college, otorgan al Dr. Padrón este merecido honor.

Amor maternal

La ganadora es… Ileana Ros-Lehtinen, la congresista que esquivó un huracán de xenofobia y, colmada de virtudes, compartió públicamente el amor incondicional a su hijo transgénero, Rodrigo. Debido a su prominencia en la política, su honestidad y comprensión sirven de ejemplo para innumerables familias que se debaten entre los prejuicios y la exclusión de un ser querido. Al recordar a los demás que Dios ha creado a sus hijos iguales, con almas indestructibles, Ileana gana el agradecimiento fiel de todos aquellos bendecidos con la aceptación paternal, condición imprescindible para la felicidad plena.

Broche de oro

Para nuestros galardonados, una fuerte ovación, por favor. ¡Qué sus ejemplos derramen inspiración en otros! Agradecidos a ellos, a la fecunda nación norteamericana, a familiares y amigos y, sobre todo, al Poder Superior, hemos de sentirnos en esta época de Thanksgiving! Entre rebanadas de pavo relleno, salsa de arándanos y pastel de calabaza, un conteo personal de bendiciones también lo hará a usted ganador del Premio Gratitud.

  Comentarios