Artes y Letras

Sandra Ramos: el mito, ese espejo interior de la realidad

‘Searching Ithaca’, 2015.
‘Searching Ithaca’, 2015. Rogelio Lopez ( Gory )

Nuestra existencia se debate entre dos antípodas centrales: mito y logos. Si bien que el mito originalmente no estaba enfrentado al logos, el triunfo de este último en tanto razón que acompaña las nociones centrales de progreso y confianza en el hombre, cimentadas desde el renacimiento, confinó al mito a ese conjunto de creencias y supersticiones que procura describir nuestra existencia y dar explicación a lo sobrenatural y lo desconocido.

La más reciente exposición de Sandra Ramos, Revisited Mithologies, entronca con la inquietud enarbolada desde el posmodernismo, que renuncia a la extendida concepción de que la realidad es unívoca e inobjetable.

Ramos hace una concienzuda revisión de mitos de la antigüedad grecorromana como Cronos, Selena, Ariadna, el río Lete, entre otros. A estos incorpora referencias de la literatura (El cuervo, de Edgard Allan Poe), la música (Las cuatro estaciones, de Vivaldi) y la ciencia (El tratado de lo interno, de Huangdi) atrapando al espectador en un laberinto, a la espera de un improbable Teseo.

Si bien la mayoría de las obras han sido realizadas para la presente muestra, dos de los grabados incluidos en la misma pertenecen a la producción anterior de la artista.

On the Banks of the River Lethe (A orillas del río Lete, 2012) presenta el álter ego de la artista (una pionerita cubana de unos 10 años de edad) que bebe de las aguas del río mientras en la distancia es observada por dos personajes vitales de la caricatura política de la era republicana cubana (El Bobo y Liborio). El grabado en cuestión, alude al olvido histórico como mecanismo de perpetuación del poder que ha caracterizado a la revolución cubana desde su instauración en 1959, al tiempo que alude –como es típico en la obra de Sandra Ramos donde la metáfora inicial actúa como una espiral sin fin de metáforas– a la extendida amnesia colectiva que tipifica a la sociedad contemporánea.

El hilo de Ariadna, por su parte, alude a la educación que en tanto adoctrinamiento se convierte en su propia antítesis: el conocimiento en tanto fuente de libertad es la barrera que aísla y deviene en impedimento.

Subyacente en la muestra aparece otra antípoda vital, esa que marcada por la utopía y la distopía nos avanza en un laberinto de espejos que afianza la noción de irrealidad.

Cronos, 2015, es una instalación multimedia compuesta de espejos, frases grabadas en vidrio y relojes de arena sobre los que se multiplica nuestra propia imagen y la de las obras que se encuentran en la galería creando un galimatías que enfatiza esa sensación de angustia liada a la incertidumbre y finitud de nuestra existencia, así como la falta de confianza y asideros en las nuevas utopías, donde progreso, igualdad, desarrollo sostenible, globalización, y abundancia, no son sino los nuevos espejismos prometidos.

Cuatro libros-espejos de gran poesía e impecable realización integran la muestra, son ellos Searching Ithaca (Buscando a Itaca), Skies (Cielos), The Urban Zoo (El Zoo urbano), The Ruins of Utopia (Las ruinas de la utopía). En todos ellos, Sandra nos atrapa con el sentido lúdico, haciéndonos protagonistas de las mismas, cuando nuestra imagen se integra a la narración original mientras –sin proponérnoslo– rodeamos las piezas una y otra vez.

En el caso de la obra de Sandra Ramos, el espejo está indisolublemente ligado a Alicia, el conocido personaje de Lewis Carroll, que actúa como analogía del álter ego de la artista, y que procura en medio de su inocencia, de desentrañar ese mundo harto complejo que le ha sido explicado a través de una razón que no satisface su fuero interior.

Sandra Ramos: Revisited Mythologies es una acertada muestra donde nos asomamos como a un espejo desvistiendo nuestros propios mitos personales y esas otras argucias de la sociedad global en que vivimos.

Janet Batet es escritora, comisaria y crítica de arte.

Jbatet@hotmail.com

‘Sandra Ramos: Revisited Mythologies’. Hasta el 30 de mayo en TUB Gallery. 171 NW 23 Street, Miami.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios