Cocina

La deliciosa sencillez de la comida venezolana

Los sábados y los domingos, Mardely Delgado y su hermana Nilma Fernández están preparadas para la hora del desayuno al estilo venezolano en el restaurante Caballo Viejo, frente al Tropical Park.

Se preparan incontables bandejas de pabellón criollo, un plato que combina carne mechada, caraotas o frijoles negros, arroz blanco y plátano maduro frito; aparte se asan las cachapas y las arepas para rellenar.

"Son días en que a la gente le gusta desayunar fuerte", dice Delgado.

Además de recordar los sabores de su país, no falta quien se reúna para hablar de la situación en Venezuela y al fondo escuchar las canciones de Simón Díaz, quien fuera el intérprete venezolano de la canción Caballo viejo, o de María Teresa Chacín, entre otros.

"Un buen número son clientes que conocemos desde hace 12 años, señoras entonces embarazadas que ahora vienen con sus hijos adolescentes, gente de todas las nacionalidades", dice Delgado, una de las administradoras del restaurante.

Durante estos años, el menú también se ha ampliado a una cocina latina, pero sin olvidar la esencia venezolana.

"Ahora contamos con todos los ingredientes para nuestros platos venezolanos, aquí se produce incluso el delicado queso de mano y el suave y saladito guayanés para acompañar las arepas y cachapas", asegura Delgado.

Aunque las hallacas y el asado criollo son típicos de la Navidad, gracias a la demanda los preparan todas las semanas.

Distante de Caballo Viejo, en una esquina de Doral, ciudad a quienes muchos se refieren como "Doralzuela" por su gran número de inmigrantes venezolanos, Víctor Alvarez, abrió hace cuatro años La Esquina del Lechón, con una sección para la nostalgia en el menú.

"Mi abuelo tuvo tres restaurantes en Caracas y heredé de él mi gusto por este negocio", dice.

Alvarez nació en Venezuela, pero desde adolescente vino a vivir a Estados Unidos. Estudió la escuela secundaria en Missouri y posteriormente negocios en la Universidad de Miami.

"De todas maneras me desayuno todos los días con arepa", dice Alvarez, de 43 años.

En la mesa de La Esquina del Lechón se mezclan las recetas latinas y del Caribe, con una importante selección de carnes con cortes de primera en cerca de 23 platos diferentes.

Pero a diario no faltan también los platos tradicionales venezolanos de su tía Milagros, que ya es conocida en el menú por su receta de la Salsa Verde de la Tía Milly, a base de cilantro y perejil.

Dos platos estrella de esta sección del menú son la carne punta trasera venezolana y los sándwiches de lechón al estilo venezolano, las empanadas y los tequeños. ¤

El Restaurante Caballo Viejo está en 7921 Bird Rd., Miami, y La Esquina del Lechón está en 8601 NWt 58 St., Doral.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios