Salud

La mantequilla no es tan mala como parece, concluye nuevo estudio

La carne de pavo baja en grasa, un panecillo tipo bagel, hojuelas de maíz, margarina y un refresco son peores para la salud que la mantequilla, según arrojó un nuevo estudio.

El trabajo cuyo autor es el Dr. Dariush Mozaffarian, decano de la Escuela de Nutrición y Ciencias Friedman, de la Universidad Tuftsein, en Boston, determinó que la mantequilla es un alimento “neutral”. Aunque no es buena para la salud, tampoco es mala.


No hay ninguna conexión entre el consumo de mantequilla y un mayor riesgo de enfermedades cardíacas o derrame cerebral, concluyó el estudio. Por otra parte, el trabajo encontró que la mantequilla podría prevenir ligeramente la diabetes tipo 2.

“En general, nuestros resultados indican que la mantequilla no debe ser demonizada ni considerada un obstáculo para el camino hacia una buena salud”, dijo Mozaffarian en una declaración.


Los hallazgos “no respaldan la necesidad de hacer un mayor enfásis en las guías diarias para aumentar ni para disminuir el consumo de mantequilla”, escribieron los expertos.

Los investigadores analizaron nueve estudios elegibles que representaron a 636,151 a personas con un total de 6.5 millones de personas-años estudiados.

El promedio de consumo de mantequilla en los nueve estudios osciló entre una tercera parte de una cucharada a 3.2 cucharadas diarias. El estudio llegó a la conclusión que había diferencias pequeñas o insignificantes en términos de mortalidad total, enfermedad cardiovascular y diabetes.

En cuatro de los nueve estudios, las personas que comían mantequilla diariamente tenían un cuatro por ciento menos de riesgo de contraer diabetes tipo 2. Sin embargo, estas conclusiones tienen que explorarse más profundamente, advirtió Mozaffarian.

“Hace falta hacer más investigaciones para comprender mejor el potencial bajo riesgo de la diabetes, algo que también se ha sugerido con anterioridad en otros estudios de alimentos lácteos”, dijo Mozaffarian. “Esto podría ser cierto, o debido a otros factores que vinculan a la mantequilla, nuestro estudio no demuestra la causa y el efecto”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios