María Antonieta Collins

‘No todo lo que brilla es oro’

Son personas que asumen una profesión que no tienen; son en realidad delincuentes que actúan en contra de la verdad y la rectitud, que cometen fraude y dicen mentira todo el tiempo.
Son personas que asumen una profesión que no tienen; son en realidad delincuentes que actúan en contra de la verdad y la rectitud, que cometen fraude y dicen mentira todo el tiempo. MCT

Hablaba con mi red de apoyo diario –amigas, compañeros de trabajo, gente de los medios–, sobre la frase que leí en una tienda mexicana en mi último viaje a ese país: ¿Debo? ¡Sí! ¿Pago? ¡No tengo! Y al parecer toqué en “la llaga” de varios de ellos que tenían la misma queja “¿Se han dado cuenta de lo fácil que es hoy convertirse en profesional de Radio y TV sin siquiera ir a la escuela; y, basados en esa apariencia contratar servicios, hacer reuniones sobre “nuevos proyectos” y pagar con cheques que no tienen fondos y que nunca van a poder cobrarse? Esa frase de que “debes, pero que no tienes para pagar” es cada día más escuchada entre “los nuevos colegas” del medio que han surgido por todas partes”.

Les pido que me expliquen mejor. Una de ellas, pide anonimato, pero ha dado números y datos, y me cuenta su historia.

“Cada día hay una cantidad enorme de personas que han perdido el respeto a esta profesión de comunicadores y se presentan por todas partes como periodistas en vías de tener un programa, ya sea de radio o, peor aún, de televisión. Así llegó a mí una mujer que decía estar dispuesta a pagar su propio show en un canal de televisión para el que requería dos productoras. Aunque alguien me dio referencia de que esta persona se demoraba en pagar los servicios que contrataba, le di el beneficio de la duda y las referencias se quedaron cortas”.

La productora que cuenta esta historia cumplió con lo que le pidiera la mujer que le prometió “villas y castillas”. Le preparó el show a la periodista en cuestión y le entregó el trabajo. A cambio, su clienta le dio un cheque como pago de su trabajo.

“Aquí comenzó mi calvario. Como todo el mundo, vivo de lo que gano y llevo más de un mes tratando de cobrar los $450 de mi salario devengado y aún no he logrado hacerlo. La primera vez porque recibí la primera de decenas de llamadas de esta persona –llamadas siempre a primera hora de la mañana– para decirme lo mismo: ‘No vayas al banco porque el dinero no está disponible aún; los clientes me han pagado con cheques que “rebotan” y no tengo dinero para cubrir el tuyo, yo te aviso cuándo puedes ir’ ”.

“Las excusas llueven: te debo, sí, pero no tengo para pagarte. Me dice que no está en la ciudad, o que anda por Tampa; otras veces, que se está cambiando de casa y, lo peor, o quizá mi mejor consuelo, que no soy la única en esta situación porque hay otras personas a las que esta persona les debe dinero de servicios que le prestaron hace mucho más tiempo”.

La productora dice que esto sucede más en el campo de los medios de comunicación porque debido a la internet hoy cualquiera puede llamarse periodista porque tiene un blog donde da su punto de vista sobre cualquier noticia; y ese título le permite abusar de personas trabajadoras y decentes. Estas personas tienen que entender que no puede ser profesional que una persona vaya a su casa –mira que vive lejos– para reuniones de trabajo que no tiene con qué pagar y mucho menos que gire cheques sin fondos. Eso es un delito”.

Carmen la fiel empleada de mi casa entra en la plática. “El abuso es grande porque quienes limpiamos casas también sufrimos de esos “periodistas” que presumen de lo que no tienen y nos pagan con cheques que no serán cobrados nunca, en perjuicio de nosotros. Pero, ¿quién les cobra?

Había escuchado historias de pseudocolegas que no pagan, pero esta, bien representa el “¿Debo? Sí, pero no pago”. Le digo a la productora estafada que no solo son personas que asumen una profesión que no tienen; no, son en realidad delincuentes que actúan en contra de la verdad y la rectitud, que cometen fraude y, ante eso, el antídoto es simple: Ojo, mucho ojo que no todo lo que brilla es oro.

mariaantonietacollins @yahoo.com

@CollinsOficial

  Comentarios