María Antonieta Collins

Un cubano de Westchester en lo alto de Apple

De mujer a mujer

María Antonieta Collins

Steve Jobs, ‘un hombre increíble que me dio muchas oportunidades’, dijo Cue.
Steve Jobs, ‘un hombre increíble que me dio muchas oportunidades’, dijo Cue. AP

Soy vecina de Westchester en Miami y muy orgullosa de eso. Cuando los snobs y ricachones saben que vivo en la Florida me preguntan: “¿En Coral Gables, en Miami? ¿Vive en Coconut Grove? o ¿En Miami Beach?”.

En ninguno de esos lugares –respondo–. Soy vecina de Westchester… ¡y a mucha honra!

Me importa muy poco lo que piense la gente. Un día en que ofrecí mi casa para un “shower” una de las invitadas dijo: “Ay, la pobre, tiene una casita muy mona, pero en el patio de Publix”. Me enfurecí y le recriminé su feo comentario, por una sencilla razón: nadie tiene derecho a ofender la casa que se nos abre con generosidad.

No había recordado esto, hasta que vi en la televisión a Eddy Cue, el más alto ejecutivo de Apple. Sí, Apple la compañía fundada por Steve Jobs. Cue, hijo de padres cubanos, le contaba su historia a Tony Dandrades en Despierta América.

“Soy nacido en Miami, de padres cubanos, de La Habana y de Pinar del Río, pero criado en Westchester durante 18 años hasta que me fui a la universidad. Lo que siempre me enseñaron mis padres, fue que estudiara bastante y que trabajara duro, pero también que buscara algo que de verdad me gustara hacer. Y lo que hago no es trabajo, me encanta hacerlo todo”.

Veía la televisión haciendo ejercicio y de pronto casi me caigo de la caminadora del gustazo que me dio que este hombre, Senior Vicepresidente encargado de internet y servicios auxiliares, hablara orgulloso del tiempo que vivió en mi vecindario.

Pensé en los hijos de mis vecinos, en mi propia familia, en nuestro barrio delimitado por el Palmetto, el Tropical Park, la Avenida 87, la Calle 40. Es un barrio de clase media, sí, pero donde los sueños no tienen límites. Eddy Cue siguió contándole a Dandrades:

“Empecé desde que me gradué de la Universidad de Duke. Siempre he estado programando computadoras e ir a la Apple era una cosa que quise hacer siempre y tuve la oportunidad cuando me gradué. Hoy en día es una compañía muy grande, pero cuando yo llegué era mucho más chiquita. Crecimos juntos”.

Como ingeniero en computadoras el vecino de Westchester tuvo el privilegio de ser cercano a Steve Jobs, y que lo apreciara mucho.

“Primero es un gran amigo, no hablo en pasado, y todos los días pienso en él. Aprendí mucho a su lado; sabía mucho y veía cosas en mí, que yo mismo no creía que podía hacer. Un hombre increíble que me dio muchas oportunidades”.

No solo oportunidades para aquel joven nacido en un modesto vecindario del tropical Westchester: “Siempre me decía: ‘¡Focus!’ (Enfócate)’. Me hizo entender que uno debe dejar de mirar alrededor otras cosas y solo enfocarse en lo más importante y, por tanto, olvidarse de todo lo demás. Eso lo aprendí muy bien”.

Hoy en manos del cubano Eddy Cue están los programas que revolucionarán, entre otras cosas, la forma en que hacemos pagos desde un teléfono “inteligente”.

Cuando terminó la historia no me quedó la menor duda de que tenía que rendirle homenaje a nuestra pequeña parte de Miami. No hay sitio pequeño si el espíritu es grande y tiene alas.

Mientras me dirijo al trabajo volteo a ver las escuelas que siempre tengo en mi trayecto y son varias. Veo a los niños y niñas ir a clases y la reflexión me viene a la cabeza. Sí, hay mil problemas en el mundo, pero la diferencia del éxito radica en los habitantes de nuestros vecindarios. Así que con Eddy Cue… solo me queda decir: “Westchester, ra ra raaaa!

mariaantonietacollins@yahoo.com

@CollinsOficial

  Comentarios