Una vez, inventamos que mi amiga era jefa administrativa de mi consultorio y que yo era médico. El galán en cuestión me preguntó: ‘¿Dónde hiciste el internado?’
Una vez, inventamos que mi amiga era jefa administrativa de mi consultorio y que yo era médico. El galán en cuestión me preguntó: ‘¿Dónde hiciste el internado?’
Una vez, inventamos que mi amiga era jefa administrativa de mi consultorio y que yo era médico. El galán en cuestión me preguntó: ‘¿Dónde hiciste el internado?’