María Antonieta Collins

¿Qué se necesita para ser presidenta?

La candidata a la presidencia del gobernante Partido Acciaan Nacional (PAN) Josefina Vázquez Mota en el 2012, durante un acto de campaña en la ciudad mexicana de Monterrey.
La candidata a la presidencia del gobernante Partido Acciaan Nacional (PAN) Josefina Vázquez Mota en el 2012, durante un acto de campaña en la ciudad mexicana de Monterrey. EFE

Josefina Vázquez Mota fue candidata a la presidencia de México en 2012 y perdió, sin embargo, ganó entonces el voto de los mexicanos en los Estados Unidos. Sus credenciales de política impresionan: ex ministra de Educación y también es ministra de desarrollo social, además de diputada y líder de la bancada de su partido en la cámara.

Ella es, por lo tanto, el perfecto referente cuando se habla de las seis mexicanas que han aspirado a la presidencia de su país en 108 años de vida democrática.

“Cuando me preguntan si México está preparado para tener a una mujer presidenta, no respondo esa pregunta porque de entrada es una descalificación”.

Vázquez Mota, madre de tres jóvenes universitarias, cercanísimas a ella y abuela de varios nietos es una luchadora por la causa de las mujeres.

“A mí me acompañó una pregunta en cada rincón de México por todos los días y la pregunta fue: ¿está preparado México para una mujer presidente? Y nunca escuché que esta pregunta se le hiciera a ningún hombre, y entendí, tal vez un poco tarde, que no era una pregunta, que de entrada es una afirmación que te descalifica”.

Detrás de ella -que fue quien más lejos ha llegado- hubo cinco mujeres más, y le pregunto ¿Qué hace falta para una campaña presidencial?

“Por principio resistencia. Todos los días estás a prueba. Cada minuto tienes que demostrar que te la ganaste, que te la mereces, que sí eres digna de estar donde estás. Los ataques a la familia se vuelven brutales. Los ataques, en mi caso a mis hijas, a mis padres, que son personas honorables. Aquí es una tarea de resistencia, de preparación, de fortaleza emocional y de persistir”.

Para muchos es el machismo en su más pura expresión. A una candidata a la presidencia no se le perdonan cosas que a un candidato sí.

“Si ese candidato en su vida personal hizo tal o cual cosa, es lo normal, incluso casi es victorioso que lo haya hecho, pero la mirada hacia una mujer, el acero con que te miden es totalmente distinto”.

Josefina como le llaman de cariño partidarios y gente del pueblo tiene estudios que realmente provocan a la reflexión. En un país donde poco más de la mayoría de la población son mujeres, todavía hay quienes viven en otro siglo sin ninguna ventaja.

“Hay estudios muy serios que todavía te hablan de un porcentaje de mujeres que pide permiso para ir a votar o pregunta por quién debe votar, y esto tiene que acabar”.

La sola idea de que una mujer mexicana -o del país que sea- le pida al esposo o a la pareja autorización para ejercer un derecho fundamental, o no tenga libertad para informarse sobre las propuestas de los candidatos, causa escalofríos…

“Nadie nos ha regalado nada. Lo que tenemos lo hemos ganado a pulso cada día de nuestra vida y aparte con mayor dificultad”.

Me quedo pensando en que habla de que cualquier política tiene una gran desventaja con sus colegas en la aspiración de un puesto de elección popular: el dinero para las campañas.

“Los financiamientos son más difíciles para una mujer que para un hombre, los cuestionamientos son mucho más duros, a ti te cuestionan cuántos kilos pesas, cómo te vistes, cómo te peinas”.

En la etapa final de su campaña iba a una reunión con los empresarios de México cuando uno de ellos la dejó boquiabierta. Ella estaba preparada para que le preguntaran de planes, de aranceles, de política que aplicaría de llegar a la presidencia, pero la pregunta fue otra: ¿Por qué no traes tu anillo de casada?

¡Había olvidado ponérselo ese día! Resistió los embates y sigue creyendo que un día México tendrá una presidenta: “Quizá cuando haya hombres mas feministas”.

Siga a María Antonieta Collins: Instagram @CollinsOficial, mariaantonietacollins@yahoo.com

  Comentarios