María Antonieta Collins

Cuando el duelo se convierte en fuerza

Costa Rica es promovido como un excelente destino para el turismo de aventura, pero algunos critican que el país no hace lo suficiente para advertir de los riesgos que existen. En la foto, “water rafting” en el río Sarapiquí.
Costa Rica es promovido como un excelente destino para el turismo de aventura, pero algunos critican que el país no hace lo suficiente para advertir de los riesgos que existen. En la foto, “water rafting” en el río Sarapiquí. Foto: Instituto Costa Rica de Turismo

Hace cuatro meses que Margarita Estrada y Ernesto Sierra estaban más que felices con los preparativos para la boda de Luis Beltrán, un amigo de toda la vida de Ernesto, su hijo. Un día de entonces, el joven les contó los divertidos detalles de los que habían planeado: la despedida de soltero sería en Costa Rica sorteando los rápidos del río Naranjo, en lo que se llama “turismo de aventura” mientras que la novia y sus amigas se irían a Cancún, México.

“Los muchachos —dicen Esteban y Margarita— estaban preocupados porque las mujeres se irían hacia México, donde mucho se habla de la inseguridad en ese país. En cambio, ellos estarían más seguros en Costa Rica”.

No les faltaba razón de pensar así ya que la publicidad mundial alrededor de la llamada “Suiza Centroamericana” la muestra idílica, con paisajes románticos, con todo tipo de clima, mientras que de México lo que se escucha sobre muchas de sus ciudades, da miedo.

Los muchachos partieron felices, recuerda el padre de Luis Beltrán, el novio: “Tenían todo bien organizado, todo desde aquí, los tours, estaban felices. Me mandaban fotos del avión, de los pasos que iban haciendo”.

De pronto la tragedia azotó al grupo de 14 muchachos, fatalmente para cuatro de ellos, que murieron en el río Naranjo sin que nadie les advirtiera de las peligrosas condiciones por un mal tiempo que tenía crecido al río, que impidió el rescate a los cuerpos de socorro, pero una expedición que nadie fue capaz de advertirles del peligro para cancelarla.

Margarita, madre de Ernesto, lidia a diario con el dolor de una pérdida irreparable.

“Cuando tú sabes que tu hijo no ha muerto por un accidente, sino que ha muerto por negligencia, por falta de seguridad en el país al que viajó, y del que se divulga mucho que es muy seguro. Sobre todo aquí, en Estados Unidos, se promueve mucho la seguridad en Costa Rica y eso no existe, es cero, y si lo sabremos dolorosamente todos nosotros que hoy estamos de luto”.

Margarita y Ernesto, su esposo, junto a los padres de las otras tres víctimas ha decidido luchar por justicia para sus hijos. No es cuestión de dinero lo que reclaman.

“Nuestra lucha tiene que llegar hasta el final para que esto no vuelva a ocurrir y, sobre todo, el turismo de aventura lo hacen los jóvenes, y en Costa Rica se promueve el turismo de aventura en todo el mundo. El Departamento de Estado debe hacer algún ‘warning’ para que se sepa que viajar a Costa Rica al turismo de aventura es inseguro, una advertencia como sucede con otros países donde se advierte de los peligros a los ciudadanos norteamericanos que viajen para allá. Si lo hacen, por ejemplo, con México. ¿Por qué no hacerlo con Costa Rica?”.

Maylin es otra de las madres que llora a diario por la muerte de Jorge Caso, su hijo.

“Fue una cosa que pudo ser evitada y este dolor que es inexplicable, no quisiera que ninguna otra madre tuviera que pasar por esto, ni que se tronchara la vida de personas tan buenas como fueron nuestros hijos, esos cuatro muchachos que desgraciadamente no sobrevivieron a esa tragedia”.

Les duele la indolencia de las autoridades costarricenses, como dice Javier Caso, su esposo.

“Inicialmente lo que habíamos acordado era acercarnos a las autoridades de Costa Rica y estábamos confiados de que iban a hacer justicia y que cualquier irregularidad que hubiera del tipo de regulaciones, de licencias, se iba a corregir inmediatamente y después de muchas vías usadas tratando de comunicarnos a cada una de las instituciones, no hubo respuesta”.

Hoy los padres quieren advertir algo: “Bajo ningún concepto podemos aceptar que en forma irresponsable se siga haciendo este tipo de actividad de aventura sin ningún tipo de regulación”.

En concreto, no quieren seguir oyendo más la frase: Muerte en Costa Rica por no haber prevención.

Twitter @CollinsOficial, mariaantonietacollins@yahoo.com

  Comentarios