María Antonieta Collins

¡Feliz 4 de Julio para todos!

Imaginé a mis amigos divirtiéndose de lo lindo en una fecha donde el sentimiento de agradecimiento hacia este gran país que nos acogió a todos los inmigrantes por generaciones hace que nos conmocionemos al escuchar las notas del himno nacional.
Imaginé a mis amigos divirtiéndose de lo lindo en una fecha donde el sentimiento de agradecimiento hacia este gran país que nos acogió a todos los inmigrantes por generaciones hace que nos conmocionemos al escuchar las notas del himno nacional. el Nuevo Herald

La oficina de un dentista en Bird Road casi llegando a Coral Gables es famosa por la enorme muela de concreto con la que se anuncia. Que un dentista ponga una muela como emblema sería lo más normal dada la profesión. Lo que la hace diferente, es que esa muela nos hace ver el cambio de estación y sobre todo el anuncio de los días feriados.

¿Cómo es eso? Sencillo y divertido. Tienen una persona que viste a la muela de acuerdo con la ocasión. Muchas veces es asunto de primavera, verano, otoño e invierno. En otras, como en Thanksgiving la ponen como peregrina del Mayflower. Esta vez, mientras pasaba muy despacio frente a ella en hora de tráfico, observé que llevaba barras y estrellas y un gran sombrero de copa rojo, azul y blanco, para recordarnos que el 4 de Julio está muy próximo.

Ahí me puse feliz haciendo planes, pero solo para volver a una realidad que no había advertido.

Llevo varios años haciendo planes para los festejos del 4 de Julio y resulta que, a última hora, me quedo con las ganas porque los viajes de trabajo me hacen viajar fuera de Estados Unidos.

En esta ocasión, quería hacer tantas cosas que no me alcanzaban las horas del día para poder disfrutar todo lo que quería. No obstante, me quedé con las ganas porque estaré fuera.

De cualquier forma, pude al menos disfrutar al ver los preparativos de los amigos pensando en lo que van a cocinar y cómo la van a pasar.

Manteles tricolores que hacen juego con platos, vasos y cubertería desechable. Gorritos, serpentinas y atuendos para vestir informales y cómodos.

Los imagino divirtiéndose de lo lindo en una fecha donde el sentimiento de agradecimiento hacia este inmenso país que nos ha acogido a todos los inmigrantes por generaciones hace que nos conmocionemos al escuchar las notas del himno nacional.

En esto pensaba mientras escribía mi columna en la sala de espera del aeropuerto de San Antonio. De pronto, vi un grupo de jóvenes, la mayoría de aspecto hispano: todos llevaban uniforme militar; se acercaron y se sentaron frente a mí.

No quise perder la oportunidad de preguntarles adónde se dirigían. “Vamos a Fort Hood y de ahí adonde seamos destacados. Todos estamos recién reclutados y esta será nuestra primera misión”. Pregunté: “¿Hay temor de que los envíen a algún frente peligroso?”

“¿Temor? ¡De ninguna manera! –acotó uno de ellos–. Escogimos este trabajo por amor a nuestro país. Mis padres llegaron de México y lo menos que puedo hacer es profesar un gran agradecimiento por esta tierra que me vio nacer y me ha dado a mí y a mi familia grandes oportunidades. Esa es nuestra mejor forma de honrar a Estados Unidos. Para nosotros el Día de la Independencia no significará, al menos por ahora, barbecues, fuegos artificiales, día de fiesta, sino la realidad de servir con devoción a nuestro país para seguir siendo libres”.

Me emocionan sus palabras y pienso entonces en los soldados, hombres y mujeres, que a la misma hora que se celebren las fiestas en casa, estarán en sitios peligrosos donde la única opción es mantenerse alertas para seguir con vida. Pienso en el enorme sacrificio de estos jóvenes que han decidido unirse a las fuerzas armadas y que merecen todo nuestro respeto y reconocimiento.

Decidí dejar a un lado mis egoístas quejumbres por no poder festejar la independencia en mi Miami adorado, por estar muy lejos, donde la fecha no existe.

Me despido de los jóvenes con un fuerte abrazo y les pido que se cuiden. Les doy las gracias por cuidarnos a nosotros también con su sacrificio y les deseé lo mismo que les deseo a ustedes: Happy Fourth of July!• 

mariaantonietacollins @yahoo.com

@CollinsOficial

  Comentarios