El inesperado instante en que Evo Morales le dio a Francisco una réplica del crucifijo de madera tallada, cuyo original creara el asesinado jesuita Luis Espinal; la cruz descansa sobre una hoz y un martillo.
El inesperado instante en que Evo Morales le dio a Francisco una réplica del crucifijo de madera tallada, cuyo original creara el asesinado jesuita Luis Espinal; la cruz descansa sobre una hoz y un martillo. AP
El inesperado instante en que Evo Morales le dio a Francisco una réplica del crucifijo de madera tallada, cuyo original creara el asesinado jesuita Luis Espinal; la cruz descansa sobre una hoz y un martillo. AP