Deportes

Danys Báez sueña con ser de nuevo un lanzador de largo aliento

El Nuevo Herald

Danys Báez quiere volver a sus raíces. Y no es que precisamente el pinareño deseé regresar a Cuba, sino que tiene como aspiración para este 2009 transformase de nuevo en un lanzador abridor.

El serpentinero derecho, que ha sido relevista en las Mayores en casi el 95 por ciento de sus actuaciones, optará por un puesto en la rotación de los Orioles de Baltimore para esta campaña.

"Tengo un año y medio fuera de la pelota y sé que voy a necesitar hacer muchos ajustes y creo que los puedo hacer como abridor. En ese rol me puedo dar el lujo de incurrir en más errores, propios de este proceso de recuperación'', aseguró Báez, quien fue sometido a una operación de tipo Tommy John en el codo derecho en el 2007 y perdió todo el 2008.

Y los Orioles, con una rotación agujereada y con sólo dos puestos garantizados, le darán el chance.

De hecho, Báez trabajó ayer en el encuentro de pretemporada entre Baltimore y San Luis. Lo hizo durante una entrada y permitió dos anotaciones.

"Lo más importante será ver cómo reacciona el brazo en todo este proceso de lanzar, descansar, hacer bullpen y luego volver a abrir'', explicó Báez, quien fue abridor en su corta carrera en Cuba y desempeñó el mismo rol en su primera temporada en las Menores.

El ex miembro de la selección nacional cubana -y que escapó durante los Panamericanos de 1999-, ascendió a las Grandes Ligas en el 2001 con los Indios de Cleveland. Un año después participó en 39 encuentros, y en 26 de ellos lo hizo en calidad de abridor, siendo la última ocasión que tuvo esa responsabilidad.

Del 2003 al 2005 fue convertido en taponero, y entre la tribu y los entonces Devil Rays de Tampa Bay, acumuló en ese lapso 96 juegos salvados.

Ahora, tal como tal como la operación que lo alejó del montículo, Báez quiere dejar atrás aquel rol de relevista.

"Tenemos un buen bullpen y más bien las oportunidades están en la rotación. Sé que puedo hacer ese trabajo. Ya tengo la madurez y además es un rol que conozco muy bien'', sostuvo.

Y también la preparación.

"He estado trabajando bastante. En julio viajé a Sarasota al complejo de Ligas Menores del equipo y ahí estuve de 10 a 15 días. Luego regresé en octubre para enfrentar bateadores y prácticas de bateo. Después me vine para Miami descansé y desde el 10 de noviembre inicié otra vez mi entrenamiento en algunos estadios de la ciudad como en el parque de FIU y en el Tamiami'', reveló el serpentinero.

El objetivo de Báez, quien llega todas las mañanas al estadio Fort Lauderdale alrededor de las siete de la mañana como parte de su proceso de recuperación, con todas estas medidas es claro.

"Más allá de donde me vayan a usar, ya sea bullpen o en la rotación, lo más importante es mantenerme sano. Eso es lo que me interesa este año. La clave para mí es estar saludable, y después pensaré en otras cosas'', reveló.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios