Béisbol

Rutina fallida envía a legendario pelotero de Miami al cuarto médico por primera vez en dos décadas

ICHIRO SUZUKI espera por un turno en la primavera de Jupiter el 18 de febrero.
ICHIRO SUZUKI espera por un turno en la primavera de Jupiter el 18 de febrero. AP

Todo era rutina en la primavera de los Marlins hasta que Ichiro Suzuki cayó en el suelo. Lo que debió ser un simple ejercicio de comunicación en los jardines se convirtió en el primer viaje del legendario japonés al cuarto médico.

Por primera vez en sus 16 años de carrera -y sumando las contiendas en su tierra- de Grandes Ligas, Suzuki debió ser atendido por profesionales de la salud luego de una colisión con el invitado fuera de roster Brandon Barnes que levantó algo de preocupación en los peces.


"Con el impacto, quizá me sentí un poco tenso en la parte baja de la espalda, eso fue lo que sucedió'', comentó Suzuki a la prensa en Jupiter mediante un intérprete. "Ya veremos cómo me encuentro mañana''.

Lo irónico del caso es que se trataba de una simple rutina entre jardineros para mejorar la coordinación de las atrapadas, pero como se trataba de un ex jugador de football como Barnes, el japonés sintió el golpe con fuerza.

Cuando la rodilla de Barnes impactó en Suzuki, todos corrieron a ver al nipón, a quien luego se le vio dentro del clubhouse con cierta cojera y muestras de dolor en un rostro que durante dos décadas ha sabido esconder cualquier tipo de malestar.


"Esto fue algo diferente para mí'', comentó Suzuki, quien solo una vez en su carrera ha estado en la lista de inhabilitados, en el 2009 por una úlcera. "Algunos de los muchachos vinieron a tomarme fotos, porque nunca antes me habían visto en el cuarto médico''.

Barnes, quien busca por todos los medios hacerse un puesto en esta primavera, salió ileso del incidente, pero todos los compañeros del equipo no dejaron pasar la oportunidad de gastarle algunas bromas.

Ichiro, por su parte, se proyecta para ser el cuarto jardinero del club por detrás de Giancarlo Stanton, Marcell Ozuna y Christian Yelich, tras conectar para .291 con un cuadrangular y 22 carreras impulsadas en 327 turnos.

A sus 43 años, Ichiro se convirtió en el pelotero número 30 que sobrepasa la marca de los 3,000 imparables para ubicarse en el puesto 24 de la lista histórica con 3,030 y pudiera superar en el 2017 a leyendas como Rod Carew (3,053), Rickey Henderson (3,055) y Craig Biggio (3,060).

Siga a Jorge Ebro en Twitter: @jorgeebro y escúchelo en Voces del Deporte de lunes a viernes, de 9 a 12 AM, por la 990 ESPN Deportes

  Comentarios