Béisbol

El que esté libre de pecado que tire la primera piedra, afirma sancionado lanzador de Miami

El derecho dominicano de los Marlins José Ureña practica antes del partido contra los Yankees, el 22 de agosto de 2018 en Miami.
El derecho dominicano de los Marlins José Ureña practica antes del partido contra los Yankees, el 22 de agosto de 2018 en Miami. dsantiago@miamiherald.com

José Ureña se siente el hombre más incomprendido del mundo. Prensa y fanáticos lo han tratado como un villano desde que golpeara con un pelotazo a Ronald Acuña Jr. levantando polvaredas de indignación que lo colocan en la picota pública. Un enemigo a exterminar, al cual se le debe aplicar un castigo ejemplarizante.

El dominicano dejó sin efecto su apelación el martes y comenzó a servir su suspensión de seis juegos convencido de que su inocencia está por encima de todo, aunque nadie dé un par de pesetas por el valor de la misma.

A pesar de todo, el lanzador de Miami afirma que no cambiará su manera de manifestarse en el montículo, porque pitchear pegado es un arma que ha blandido desde que era un niño con un sueño en la República Dominicana. Y esa no se la quitará nadie.

¿Cómo repasas en tu mente todo lo que sucedió?

“Normal, todo lo que sucedió está ahí todavía. Es algo que pasó, y pasó”.

¿Este incidente hará que cambies tu manera de lanzar?

“Mi forma no puede cambiar, porque ese soy yo. Voy a seguir haciendo lo mismo que siempre he hecho, lo que sé hacer”.

¿Has leído la prensa, escuchado los programas de radio, lo que se dice de ti?


“Eso afecta. Uno tiene familia. Esas personas van a decir lo que ellos quieran. Ahora, las personas que sí me conocen, que sí comparten conmigo, personas que uno enfrenta de otros equipos, saben mi forma, cómo yo pitcheo. A unos les gusta, a otros no. Ese es el juego”.

¿Te han apoyado tus compañeros?

“El apoyo ha sido grande. No somos meros compañeros de equipo sino mucho más. Pasamos mucho tiempo juntos y somos como una familia. Es un apoyo que va de lado a lado y ha sido fuerte”.


¿Crees que se ha sido injusto contigo?

“El que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Muchos lo toman personal, pero esto es un juego. Siempre trato de hacer las cosas con justicia”.

¿Piensas llamar a Acuña y conversar sobre el hecho?

“No. Yo hice lo que tenía que hacer. Yo le pregunté a él si estaba bien. Muchas personas piensan que yo dije algo malo. Si ellos no saben hablar español, tal vez tienen que informarse un poquito. El sí sabe lo que yo le pregunté. Y el actuó de una manera que no fue buena, tirándome algo ahí. El respeto fue mío, pero así ya no vale la pena”.


¿Te sientes poco valorado en el juego?

“La vida es a veces medio extraña. Haces cosas que les gusta a unas personas y a otras no. Es algo que no puedes controlar. Uno no puede hacer feliz a todo el mundo. Cada cual tiene una cabeza y la usa como mejor entiende”.

  Comentarios