Boxeo

Gigante boricua viene a Miami para unirse al King Kong cubano en la búsqueda de un título mundial

Carlos Negrón (der.) junto al legendario excampeón Evander Holyfield.
Carlos Negrón (der.) junto al legendario excampeón Evander Holyfield.

Después de formar parte del campamento de Luis Ortiz, Carlos Negrón ya no tuvo más dudas. Donde estaba el contendor cubano también estaría él para reimpulsar su carrera en el peso pesado. Por eso es hoy la nueva adquisición de King Kong Boxing, una conocida empresa de Miami.

Negrón, un peso pesado de Puerto Rico, pasó a ser este lunes miembro oficial del establo de King Kong Boxing con la idea puesta en un título del mundo con la combinación del boxeo en la Capital del Sol y el incombustible apoyo del público puertorriqueño.

“Esto es algo que le venía pidiendo a Papá Dios de distintas maneras, y finalmente se me ha dado”, afirmó Negrón, quien ya entrena en el gimnasio del profesor Germán Caicedo. “Con el apoyo de esta compañía no existen límites a lo que pueda hacer”.

Nacido en la localidad de Villalba y con 30 años de edad, Negrón impresiona por su físico de más de seis pies y viene acompañado de una exitosa carrera amateur en la cual sumó más de 100 victorias, ganó varias medallas en eventos internacionales y participó en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

En el 2009 Negrón (20-1, 16 KO) firmó su primer contrato profesional con PR Best Boxing Promotions y eslabonó una cadena de 13 triunfos consecutivos, hasta que en el 2011 tuvo su primera derrota contra el colombiano Epifanio Mendoza.

Sin embargo, su carrera disminuyó bastante en el 2017, al punto de sostener un solo combate en toda la temporada, lo que obligó a Negrón a buscar otros horizontes para su desarrollo profesional.


Fue durante varias sesiones de entrenamiento junto a Ortiz que Negrón descubrió a King Kong Boxing, una empresa dirigida por el hombre de negocios de Miami Jay Jiménez, a quien le pidió una oportunidad.

“Negrón tiene muchas habilidades y como buen guerrero de Puerto Rico posee mucho corazón”, afirmó Jiménez. “Creemos tener un campeón en potencia. Vamos a darle todo nuestro apoyo para que crezca y cumpla sus sueños en el boxeo”.

A Negrón le llamó sobremanera la forma de ser de Ortiz, quien luego de celebrar una sesión de sparrings se quedaba conversando con el puertorriqueño, ayudándole a corregir errores, a mejorar como púgil.


No siempre un boxeador comparte sus secretos con otro, y menos si es de la misma división y también busca llegar a lo más alto, pero Negrón vio la honestidad de Ortiz y de su equipo de trabajo.

“Ortiz es una persona súper humilde, que te dices las cosas como son, que realmente quiere ayudarte”, recalcó Negrón, quien puede estar peleando a fines de septiembre o principios de octubre. “Creo que pronto King Kong Boxing tendrá a un cubano y un puertorriqueño juntos en la cima del boxeo”.

  Comentarios