Boxeo

Khan, Brook, Rigondeaux, García…no más disparates, con tan buenas peleas por hacer en una misma división

Errol Spence Jr. prometió una masacre contra Mikey García, quien no pudo vencer al campeón establecido.
Errol Spence Jr. prometió una masacre contra Mikey García, quien no pudo vencer al campeón establecido.

Nunca más. Cero. Nada. ¿Cuándo aprenderemos todos los que seguimos el boxeo que estas peleas tan dispares en peso no dejan nada bueno a los involucrados, salvo para los que están en su divisón natural? Las pruebas están ahí, a la vista, pero se sigue cometiendo el mismo error una y otra vez.

Muy pocos le creímos a Errol Spence Jr. cuando prometió una masacre contra Mikey García y en el fondo pensábamos que esta pelea sería algo más pareja que esas otras donde un guerrero debió subir una o dos divisiones para enfrentar a un campeón establecido.

Nos decíamos que Mikey, con su inteligencia natural, sería capaz de borrar el importante factor peso, echar por tierra la superioridad física de Spence con su habilidad probada para moverse encima del ring y anular las fortalezas del contrario.

Decíamos que García no correría la misma suerte de Amir Khan contra Canelo Alvarez, la de Kell Brook contra Gennady Golovkin, la de Guillermo Rigondeaux contra Vasyl Lomachenko, y en cierto modo fue distinta. Al menos terminó en pie a diferencia de esos otros, llegó al límite ante un rival superior en toda la línea. Eso sí, tras asimilar un castigo brutal.

¿Es acaso eso una victoria moral para García? No lo creo. El gladiador de raíces mexicanas fue dominado de principio a fin, sin chance para siquiera un solo asalto del combate, que a ratos se convirtió en una verdadera tunda, al punto que alrededor del noveno su hermano y entrenador Robert pensó seriamente en no dejarlo salir de su esquina.

Con tantas peleas buenas que puede encontrar en las divisiones inferiores, ¿por qué enfilar los cañones contra uno de los mejores libra por libra del planeta en su peso natural y delante de su público de siempre en Dallas? A García le falló el cálculo, como le fallaron a los antes mencionados.


Los poderes del boxeo debían evitar este tipo de choques disparejos y presionar, por el contrario, con el objetivo de efectuar combates entre los mejores dentro de una misma divisón, como un choque entre Terence Crawford y Spence Jr.

Hay tantas peleas buenas dentro de un mismo peso -¿qué me dicen de Anthony Joshua vs. Deontay Wilder?- que no se dan por las políticas absurdas, las guerritas personales y las agendas ocultas que merodean en en el deporte. No queda más remedio que conformarnos y tomar por valederos estos engendros vendidos a un precio superior a los $74.


Y ahora se viene con toda seguridad un choque entre Manny Pacquiao y Spence Jr. El filipino todavía vende, su nombre significa algo en los welters, aunque ya vio pasar sus mejores tiempos y muy probablemente sea el carnero de sacrificio dentro de unos meses en ese mismo Cowboy Stadium.

Pacquiao, sin embargo, debe ser una mejoría en cuanto a rivalidad y ojalá un paso de avance para ver a Spence con los otros coronados de las 147 libras. Si solo PBC y Top Rank dejaran sus diferencias aparte y nos regalaran la pelea que realmente deseamos ver…

Pero no, Crawford va contra otro desgastado guerrero como Khan. Ustedes ya saben lo que va a pasar en en ese farragoso asunto para el inglés. La paliza a García será una caricia comparada con el castigo que desatará el orgullo de Omaha.

NUMEROS DE COMPUBOX



FIGHTERTOTALJABSPOWER
Spence345 of 1082 (32%)108 of 618 (18%)237 of 464 (51%)
Garcia75 of 406 (19%)21 of 188 (11%)54 of 218 (25%)






  Comentarios