Boxeo

Guerrero cubano va a su propia Bronca en la Jungla donde Muhammad Alí venció a George Foreman

Mike Pérez irá a África en pos de un título

Kinshasa siempre será recordada como la ciudad de La Bronca en la Jungla, aquella legendaria pelea de 1974 entre Muhammad Alí y George Foreman. Allí también el cubano Mike Pérez buscará el camino más cierto hacia la conquista de un título mundial.
Up Next
Kinshasa siempre será recordada como la ciudad de La Bronca en la Jungla, aquella legendaria pelea de 1974 entre Muhammad Alí y George Foreman. Allí también el cubano Mike Pérez buscará el camino más cierto hacia la conquista de un título mundial.

Kinshasa siempre será recordada como la ciudad de La Bronca en la Jungla, aquella legendaria pelea de 1974 entre Muhammad Alí y George Foreman. Allí también el cubano Mike Pérez buscará el camino más cierto hacia la conquista de un título mundial.

Pérez (24-3-1, 15 KO) combatirá el 3 de mayo en la capital del Congo contra el local Ilunga Makabu (24-2, 23 KO) por el título plata en la división crucero en la ruta del Consejo Mundial del Boxeo.

Sin embargo, lo que realmente estará en juego esa noche será la posibilidad de acercarse a una pelea de título del mundo y retar al campeón crucero del CMB, el ucraniano Oleksandr Usyk.

Lo interesante es que Usyk, un soberbio guerrero que unificó todos los cinturones en el límite de las 200 libras, comenzará a combatir en la divisón máxima en busca de más dinero y reconocimiento.

De modo que muy pronto se anunciaría que Osyk dejará vacante las cuatro fajas que unificó durante la primera Súper Serie Mundial de Boxeo, cuando superó en el 2018 a Murat Gassiev en la final de Moscú.

Clasificado número 10 en el ranking del CMB, Pérez daría un salto monumental si vence a Makabu, ubicado en la cuarta plaza, y se acercaría a un choque para decidir al nuevo campeón de la categoría.

A diferencia de Usyk, Pérez realizó la mejor parte de su carrera profesional en el peso completo y era uno de los grandes aspirantes al trono cuando, lo que debió ser su noche grande en el ring, se convirtió en una pesadilla que lo persiguió durante mucho tiempo.


Poco después de derrotar en noviembre del 2013 a Magomed Abdusalamov por decisión unánime en el Madison Square Garden de Nueva York, el ruso sufrió de un derrame cerebral que le dejó secuelas trágicas al punto de alterar su vida para siempre.

“Eso cambió mi vida también’’, admitió Pérez en una entrevista. “Traté de esconderlo durante mucho tiempo. Recibí mucho abuso en redes sociales y por eso me escondía. Empecé a beber mucho, a hacer cosas estúpidas y a no entrenar. Era duro’’.

Todo eso se podía ver en el ring con un Pérez distante y desinteresado. Su punto más bajo fue la derrota por nocaut en mayo del 2015 contra el ruso Alexander Povetkin, cuando no pudo rebasar el primer asalto. Al final de esa noche, anunciaba su retiro del boxeo.


Dos años después, el cubano radicado en Irlanda y ex campeón mundial juvenil amateur, retornaba al cuadrilátero para iniciar una segunda parte que le llevó a rebajar 75 libras, le permitió combatir en el peso crucero y tomar parte en la primera Súper Serie.

A pesar de una peleada derrota contra el entonces campeón Mairis Briedis, el guerrero de Ciego de Ávila logró triunfos importantes sobre Matías Magrini y Keith Tapia para llamar la atención de expertos y aficionados, y agenciarse ahora este encuentro contra Makabu.

No será fácil, Makabu estará respaldado por su público y lleva cinco victorias al hilo luego de sufrir una derrota ante el inglés Tony Bellew, pero Pérez está convencido de que ganará su propia Bronca en la Jungla en el mismo lugar donde Alí se elevó como nunca antes.

  Comentarios