Fútbol

Tremenda sorpresa da equipo de Miami que avanza a la 3ra ronda del Abierto de EEUU

Los Soldiers de Miami en una práctica en Charlotte, en lunes 13 de mayo del 2019, previo al choque contra el Charlotte Independence por la segunda ronda del Abierto de Estados Unidos.
Los Soldiers de Miami en una práctica en Charlotte, en lunes 13 de mayo del 2019, previo al choque contra el Charlotte Independence por la segunda ronda del Abierto de Estados Unidos. Foto tomada de Twitter.

Los Soldiers de Miami dieron una nueva enorme sorpresa al eliminar en una electrizante definición por penales 5-4 al Independence Charlotte, luego de haber empatado 2-2 en el minuto 120, para avanzar a la tercera ronda del Abierto de Estados Unidos, el torneo más antiguo de fútbol de la nación, la noche del martes en el Mecklenburg County Sportsplex, en Matthews, Carolina del Norte.

La dimensión de la victoria del Florida Soccer Soldiers puede valorarse más aún si se considera que se trata de un equipo amateur de la United Premier Soccer League, mientras los profesionales del Independence pertenecen a la división Championship, la máxima de la United Soccer League y la segunda de Estados Unidos.

Bryant Gammiero, Josduar Serrano, Adolfo Suazo Williams, Carlos Daniel Meneses y Valentín Sabella no fallaron desde el punto de penal, mientras el último ejecutante del Independence erró para darle una victoria memorable al conjunto dirigido por el venezolano Daniel Godoy.

Ahora, los Soldiers tendrán una semana de descanso para enfrentar en la tercera ronda al North Carolina FC, el 29 de mayo en el Koka Booth en el WakeMed Soccer Park,en Cary, Carolina del Norte.

La reacción de los Soldiers fue espectacular. Dos terceras partes del largo partido estuvieron abajo en el marcador y supieron sobreponerse a la adversidad, gracias a su disciplina y gran concentración.

“Somos un equipo de trabajadores, de gente que no escatima esfuerzos para venir a entrenarse’’, comentó Godoy. “Nunca hay una renuncia a la hora de darlo todo por el equipo y no hay que olvidar que todos los integrantes de este conjunto son gente de familia que llega al campo luego de haber trabajado duramente en diversos oficios para llevar el pan a la casa”.

Gracias a esas características, gracias a esa condición de ser un grupo humano habituado al sacrificio, con ellos nunca se acaban las esperanzas, jamás claudican y aquello se vio en toda su magnitud cuando todo parecía perdido.

En el último minuto del tiempo suplementario, cuando el Independence congelaba el partido para preservar la ventaja 2-1, Sabella mostró no solo la picardía de los Soldiers sino esa disciplina espartana para estar atentos y concentrados siempre, para sacar provecho de cualquier situación, aún cuando el implacable tic tac del reloj parecía que los condenaba a la derrota.

En una lectura excepcional de la jugada, Sabella interceptó el balón a Ndam cuando el defensa central del Independence retrazó el balón. Acto seguido, Sabella se perfiló hacia el arco rival con tremenda decisión, solo eludió al arquero Anderson, quien alcanzó a manotear la bola, pero Sabella tuvo la tranquilidad necesaria para retenerla, frenar su carrera, dejar que un defensor rival siguiera de largo y con una tranquilidad pasmosa frente a las circunstancias y todo lo que estaba en juego empujó la pelota al fondo de las redes para decretar la igualdad y llevar la batalla al límite de la definición por penales.


“Estos muchachos son grandiosos, excelentes, dejaron la vida en la cancha, nos tenemos mucha fe, ellos ponen el corazón”, expresó Godoy. “Les dije a los muchachos en el suplementario que debían estar atentos, que ellos iban a cometer un error en defensa y lo iba a aprovechar Valentín [Sabella]. Y así ocurrió”

Hugh Roberts había puesto en ventaja a los locales a los 31 minutos con golpe de cabeza, luego que un tiro libre pasado desde la izquierda fuera “pivoteado’’ desde la derecha para descolocar al arquero Gammiero y Roberts solo tuvo que empujar la pelota.

Suazo Williams empató a los 78’ y alentó las esperanzas de los Soldiers, que una semana atrás habían logrado la hazaña de eliminar 2-1 a los también profesionales del Miami FC, después de estar abajo en el marcador.


En esta oportunidad, sin embargo, dieron la enorme ventaja de sufrir la expulsión del volante Antonioni Manuel González cuando se jugaban los descuentos de los minutos reglamentarios.

Apenas se inició el tiempo extra, Dominic Oduro puso de nuevo adelante al Independence, y jugando con 10 hombres parecía que la suerte de los Soldiers estaba echada. Pero con estos muchachos nunca digas que no se puede ganar.

  Comentarios