NBA

El Heat se queda por debajo de los Hornets

La cara y la cruz la simbolizan el armador de los Hornets Kemba Walker (der.) con sus 22 puntos y el delantero del Heat Justise Winslow con solo uno en el juego del jueves en Charlotte.
La cara y la cruz la simbolizan el armador de los Hornets Kemba Walker (der.) con sus 22 puntos y el delantero del Heat Justise Winslow con solo uno en el juego del jueves en Charlotte. AP

La diferencia entre los dos equipos era grande. Por un lado los Hornets (4tos en la conferencia Este con18-14) venían de ganar y jugaban en su cuartel general en Charlotte, por el otro el Heat (13ro del Este con 10-22) venían de perder y estaba lejos de casa.

Y se impuso la lógica, con una victoria más para los Hornets y una derrota más para el Heat, su tercera de forma consecutiva y sus sexta al hilo en la carretera.

En un partido con dos mitades distintas el equipo de Charlotte supo aguantar al final, para superar 91-82 a un quinteto de Miami que tras un buen primera parte se desinfló en la segunda y fue incapaz de remontar cuando se acercó a cuatro puntos faltando pocos minutos para la conclusión del encuentro.


Las claves

Las defensas fueron las grandes vencedoras de la noche, principalmente la de los Hornets, que limitó a solo 82 puntos a la de un Heat que volvió a hacer el ridículo desde la línea de tiros libres con un pobre 6-13.

Lo cual contrasta con el 14-18 de Charlotte, que también tuvo más oportunidades, al ganar la batalla de los rebotes 54-46 y la de pérdidas de balón 8-16.

Los mejores

Por Charlotte destacaron Kemba Walker con sus 22 puntos y Nicolas Batum, quien con sus 16 puntos, 13 rebotes y ocho asistencias, dio el impulso final en un partido en el que tambié colaboraron Marvin Williams con otros 13 y Jeremy Lamb con 10.


Por Miami el mejor fue Josh Richardson con 20 puntos (13 en la primera mitad), encestando ocho de sus 14 disparos (3-5 en triples). Le siguió Tyler Johnson con 18 y Wayne Ellington con 12, estos dos ultimos viniendo desde el banco.

Lo peor

Hassan Whiteside increíblemente se quedó muy por debajo de lo esperado con ocho puntos y 10 rebotes, al igual que Goran Dragic, quien terminó con cinco (2-11), aquejado de dolores en la espalda que le hicieron perderse el juego anterior ante el Thunder.

Aunque sin dudas el peor fue Justise Winslow con un solo punto (0-9) en 29 minutos.

Excepto Richardson el quinteto titular del Heat anoche no dio la talla y a la segunda unidad le faltó más tiempo de juego, dejando al descubierto que su entrenador Erik Spoelstra sigue sin dar con la tecla.

 o

Juego

La primera mitad terminó 49-42 favorable al Heat, que vino de atrás y desde el downtown (7-13) acribilló a los Hornets.

Charlotte ganó el primero 21-19 en el que los delanteros de poder de ambos equipos, Williams y Luke Babbitt, fueron los mejores con siete puntos y en que curiosamente los antiguos rook #1 (Winslow) y rook #2 (Richardson) no anotaron un punto.

El cuarto fue sumamente cerrado y aunque los Hornets estuvieron más tiempo delante, nunca tuvieron más de seis puntos de ventaja. El Heat tomó el mando nada más comenzar el segundo, en el que se invirtieron los papeles, con los de Charlotte pisándole los talones hasta que lograron darle alcance a la mitad del parcial.

A partir de entonces se produjo un intercambio en la punta, con Walker (9) liderando a los locales y Richardson (13) a los visitantes, que se decantó a favor de Miami llevándose un gran cuarto 30-21.

En la segunda mitad cambió todo.

Los Hornets salieron agresivos en el tercero y con una corrida de 8-0 le dieron la vuelta a la tortilla, pero Richardson (18) aún estaba encendido y puso las cosas en su sitio, permitiendo el Miami llegara al ecuador del parcial arriba en el marcador.

De nuevo Charlotte volvió a la carga y con otra corrida de 11-0 puso tierra de por medio. Miami sufrió un colapso total, lo que le permitió  a los Hornets ganar el tercero (31-17) y terminar arriba 73-66.

Los Hornets aumentaron dos veces a ocho unidades la ventaja en el último cuarto y dos veces el Heat la redujo a cuatro, pero un triple de Walker terminó con las esperanzas de Miami, que con Cronos sobre sus hombros no pudo cerrar la brecha.

Lo peor es que sin tiempo para recuperarse de la derrota, el quinteto de la Capital del Sol tiene que hacer sus maletas porque este viernes (7:30 p.m.) le toca enfrentar a los Celtics en Boston.

Siga a Pedro J Gonzalez en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios