NBA

El Heat presume de defensa pero tiene un agujero en la cerca

Los jugadores del Heat Dwayne Wade (#3) y Kelly Olynyk (#9) tratan de detener el tiro de Michael Kidd-Gilchrist, de los Hornets, en el partido efectuado el 30 de octubre de 2018 en Charlotte.
Los jugadores del Heat Dwayne Wade (#3) y Kelly Olynyk (#9) tratan de detener el tiro de Michael Kidd-Gilchrist, de los Hornets, en el partido efectuado el 30 de octubre de 2018 en Charlotte. Getty Images

Si el quinteto de la Capital del Sol quiere presumir de cultura, de defensa, de que esa es su identidad, lo tiene que demostrar. No una noche, o dos, sino todas.

Este martes, por segundo día consecutivo, el equipo de Miami no compareció y los Hornets lo castigaron con otro contundente 125-113. De este modo Charlote (4-4) le arrebató el séptimo puesto, mientras el Heat (3-4) caía al octavo del Este.

La clave

La defensa de Miami fue tan mala que los Hornets se mantuvieron por encima de 50 por ciento de efectividad durante todo el partido (54.3%). La falta de agresividad, de concentración, de energía condenó al quinteto de la Capital del Sol.

Los números

De nada sirvieron los 19 puntos de Dwyane Wade (cuatro triples en seis intentos), ni los 16 puntos y 14 rebotes de Hassan Whiteside (su quinto doble-doble), ni los 13 puntos de Kelly Olynyk (que no jugó el último cuarto), ni los 12 de Tyler Johnson, si el equipo se ausenta en defensa.

Si mal estuvieron los jugadores, peor estuvo el entrenador Erik Spoelstra con su rotación de memoria y su corta visión para percatarse a tiempo de lo que no está funcionando, permitiendo que seis Hornets llegaran a doble dígitos y que tres de ellos alcanzaran los 20 puntos.

Esos tres fueron Tony Parker con 24 puntos, Nicolas Batum con 20, Malik Monk con 20. Los otros tres destacados fueron Kemba Walker con 19, Michael Kidd-Gilchrist con 14 y Cody Zeller con 11.

Resulta inconcebible que Charlotte ganara la batalla de los rebotes, y que los humillara en contraataques 17-5. Además los descuidos defensivos de Miami permitieron que los Hornets anotasen dos triples y cinco tiros libres más.

Juego

La primera mitad fue para los Hornets 65-55, después de ganar los dos primeros cuartos 31-29 y 34-26, y eso fue clave, porque la segunda fue más igualada.


De entrada la defensa de Miami se cayó por completo, sobre todo en el segundo parcial, al igual que la ofensiva. Solo Olynyk con 13 puntos y Wade con 11 estuvieron a su nivel. Mientras que Parker 13, Batum 12 y Walker 11 lideraban el equipo de Charlotte.

El Heat se acercó a seis en el tercero, con una pequeña corrida de 8-4 apoyándose en Whiteside y luego a tres unidades a la mitad del parcial. Pero de pronto sus jugadores, frustrados por no conseguir anotar, aflojaron en defensa y tiraron por la borda todo el trabajo anterior.

Spoelstra no lo advirtió y los Hornets se escaparon 84-70 con tres por jugar y cerrando posteriormente el cuarto con 19 puntos de ventaja 92-73.


En el último cuarto apoyándose en los triples de Wade, quien lo diría, el Heat se fue acercando y llegó al ecuador del parcial a solo 10 puntos. Pero de nuevo el cansancio hizo acto de presencia y otra vez Spoelstra no lo advirtió y como consecuencia Charlotte volvió a estirar la ventaja a 16.

Miami estaba consiguiendo romper la red de los Hornets, pero su defensa seguía permitiendo demasiadas libertades y eso le impidíó detener la gotera que terminó abriendo una brecha de 12 puntos.

El lunes el Heat cayó 125-113 y este martes 123-113 y esta no puede ser la tónica. Así, con esa falta de actitud, no van a ninguna parte. Ahora su identidad está en duda.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios