NBA

En un final de infarto el Heat consigue su segunda victoria consecutiva

El jugador del Heat Wayne Ellington (der.) lleva la pelota ante la marca de Jae Crowder, del Jazz, en el partido efectuado el 2 de diciembre de 2018 en Miami.
El jugador del Heat Wayne Ellington (der.) lleva la pelota ante la marca de Jae Crowder, del Jazz, en el partido efectuado el 2 de diciembre de 2018 en Miami. pfarrell@miamiherald.com

El Heat llegó este domingo al American Airlines Arena con la idea de conseguir la segunda victoria consecutiva ante un duro rival como el Jazz.

Y en un encuentro muy disputado de principio a fin el quinteto de Miami terminó por llevarse el ansiado triunfo 102-100 contra un equipo de Utah que por poco le complica la existencia.

Las claves

Dwyane Wade demostró su clase al anotar los dos tiros libres para sentenciar el encuentro para delirio de los presentes, después de haber penetrado al aro y recibir una falta con 3.2 segundos por jugar, en un partido que arribó al último minuto con un abrazo a 100.

“Es como ponerse un guante viejo”, dijo el entrenador del Heat Erik Spoelstra. “Hemos estado en esa situación muchas veces antes. Para él era muy natural leer todo“.

Al final Donovan Mitchell no acertó su triple sobre la bocina que le hubiese dado el triunfo al Jazz y el quinteto de la Capital del Sol se hizo con una bonita victoria que le coloca en noveno puesto, a un lugar de las plazas de playoffs.

De este modo el Heat (9-13) vuelve a cerrar otro gran partido, después de que su defensa se ocupara de detener la peligrosa ofensiva de Utah.

Los mejores

Hassan Whiteside estuvo inmenso con 23 puntos (11/17), 20 rebotes y tres bloqueos, ganándole el duelo de gigantes a Rudy Gobert, quien hizo 12-18-3, pareciéndose a ese jugador que el equipo quiere y ganándose jugar el último cuarto.

“Hassan fue poderoso. Era una fuerza a tener en cuenta”, comentó Spoelstra. “Hizo sentir su presencia en ambos extremos de la cancha y solo ha mostrado más madurez esta temporada y su enfoque de cada día para mejorar, para hacer más para ayudar a este equipo y eso se vio esta noche”.

Josh Richardson, a pesar de un 4/16, se las ingenió para anotar 16 puntos en una noche en que se las tuvo tiesas ante el español Ricky Rubio que anotó 23.

Kelly Olynyk con 16 puntos volvió a combinarse muy bien con Wade que terminó con 15, liderando una maravillosa segunda unidad. Ambos cerraron puntos clave e hicieron un ocho al Jazz. Olynyk con ocho rebotes y Wade con ocho asistencias.


Wayne Ellington anotó cuatro triples y terminó con 12 puntos.

Por el Jazz destacaron, además de Rubio y Gobert, Jae Crowder con 19 puntos, Donovan Mitchel con 18 y Joe Ingles con 12.

Los números

Miami no tiró mejor, pero anotó más triples y tiró más tiros libres. En defensa los ocho tapones que le regalaron a Utah hablan muy bien de su generosidad. Aligual que el partido pasado el Heat perdió solo 13 balones y ambos estuvieron muy parejos en asistencias, robos, puntos en la pintura y rebotes.

Y es que fue un juego sumamente parejo, que se decidió por detalles.

Juego

La primera mitad se inclinó ligeramente a favor del Jazz 55-53 con un cuarto para cada uno. Whiteside (15 puntos, 11 rebotes y tres tapones) y Richardson (10) impulsaron al Heat, que sufrió la pérdida de Rodney McGruder (tobillo derecho); mientras que Rubio (12) y Crowder destacaban para Utah.

El primer cuarto fue para el Jazz 35-27, tras aprovechar muy bien el colapso ofensivo de Miami (20-5), que al final con tres triples y un rally de 11-2 logró emparejar un poco, después de que Spoelstra hiciera entrar de golpe a cuatro jugadores del banco en un parcial en que no estuvo bien a la defensiva.

El segundo fue para el Heat 26-20 apoyándose esta vez en su defensa. Miami (con 8:42’) empató 35-35 y tras una corrida de 17-7, con un gran Whiteside (13) bajo las tablas, ganándole la partida a Gobert (1), al final terminó a dos puntos de Utah, tras intercambiar varias veces la punta.

El Heat se impuso en el tercero 27-22 para ponerse arriba 80-77. A la vuelta del descanso Whiteside volteó el marcador y al final la segunda unidad cerró mejor el parcial más disputado de la noche.

Con tres de ventaja llegó el quinteto del Capital del Sol al último cuarto, el cual fue una verdadera batalla en la que empataron varias veces y se intercambiaron a ratos la punta, pero a pesar de la guerra de triples ninguno logró escaparse por más de cuatro puntos, llegando a un final de infarto.

Este martes Miami juega con Orlando (11-12) en un partido revancha en el AAA. Un triunfo lo colocaría a medio juego de arrebatarle el octavo puesto.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios