NBA

El Heat sufre un colapso y Whiteside se marcha a los vestuarios antes de tiempo

El jugador del Heat Justise Winslow entra al aro ante la marca de Jonathon Simmons, del Magic, en el primer cuarto del partido celebrado el 4 de diciembre de 2018 en Miami.
El jugador del Heat Justise Winslow entra al aro ante la marca de Jonathon Simmons, del Magic, en el primer cuarto del partido celebrado el 4 de diciembre de 2018 en Miami. pportal@miamiherald.com

El Magic le tiene cogida la medida al Heat y eso se pudo comprobar este martes en el American Airlines Arena.

En un partido con tres cuartos muy disputados el equipo de Orlando se impuso 105-90, para así romper la racha de dos victorias de Miami, que no exhibió la misma actitud que contra el Jazz el pasado domingo.

El Magic (12-12) aprovechó muy bien el colapso del Heat (9-14) en el tercero y aguantó muy bien en el último para conseguir su segunda victoria ante el quinteto de la Capital del Sol esta temporada.

“Es nuestra incapacidad para sostener la ventaja, eso es”, dijo el entrenador Erik Spoelstra. “Este juego no se trata solo de momentos, tienes que ser capaz de sostener tu juego durante períodos de tiempo más prolongados que el otro equipo. Existe esta incoherencia flagrante con la que seguimos chocando”.

No hay peor ciego que el que no quiere ver.

Tan mal estuvo Miami a la ofensiva que Justise Winslow fue su mejor hombre con 14 puntos.

Kelly Olynyk trató de levantar a Miami con cuatro triples en el último cuarto y terminó con 13.

Hassan Whiteside de nuevo no jugó el último cuarto y se fue con 12 puntos y nueve rebotes antes de que terminara el juego.

“Obviamente está extremadamente molesto como estamos todos”, le justificó su entrenador Erik Spoelstra.

James Johnson, con 11 puntos, tuvo su mejor juego desde su regreso.

Dwyane Wade fue otro que lo intentó en el cuarto final con siete puntos y se quedó en 11.

Wade aclaró que Whiteside poco antes de que termiara el partido tuvo que ir al baño.

Mientras que Josh Richardson con seis puntos (2-14) evidentemente no tuvo su noche y Miami se resintió.


“Hoy contra este oponente necesitabamos hacer más jugadas”, indicó Spo. “Y encontrar al hombre desmarcado con más frecuencia y ser menos obstinado con la pelota cuando tenemos solo un hombre”.

Mientras por Orlando destacaban seis jugadores. Aaron Gordon con 20 puntos y 13 rebotes, Nikola Vucevic con 19 y 10, Terrence Ross con otros 19, Evan Fournier con 13, Jonathan Isaac con 12 y y DJ Augustin con 11.

El Magic acertó 14 de sus 28 triples y anotó 15 tiros libres, por dos del Heat en cinco intentos. La puntería de Miami en el tercero (23.8%) contribuyó a que terminara con un pobre 41.8 por ciento, después de dominar en rebotes 47-43, en la pintura 52-34 y 23-12 en segundas oportunidades.

Los tiros libres (40%) y las pérdidas (15) siguen lastrando al Heat.

“Tenemos lo suficiente para empujar hacia delante” expresó Spoelstra. “Pero la ausencia de consistencia nos está matando ahora mismo”.

Juego

El Heat terminó arriba 50-46 una primera mitad muy igualada, gracias a su buena defensa en el segundo cuarto, un un bonito duelo de centros.

Apoyándose en seis triples y en Fournier (10 puntos), Orlando se llevó el primero 27-25, pese al buen trabajo de Miami, que tuvo en Whiteside (10) a su mejor hombre.

En el segundo el Heat levantó el muro y con Winslow (9) en modo ataque se impuso 50-46, tras una canasta del centro del Magic Vucevic (12) sobre la bocina que terminó por reducir a cuatro una desventaja de ocho puntos.

El tercero fue uno de los peores cuartos de Miami con apenas 12 puntos anotados y 30 permitidos, 16 de ellos de Gordon que se comió a Johnson, y con ello el Magic tomó ventaja de 76-62. El Heat se olvidó de todo ante la pasividad de Spoelstra y tiró el juego por la borda.

De nuevo al Heat le tocaba remontar en el último cuarto una desventaja considerable de 14 puntos. Tres triples consecutivos de Olynyk metieron de nuevo a Miami en el partido al acercarlo a seis puntos con 8:16’ por jugar, aunque así mismo se llegó con cuatro minutos para el final.

Orlando supo aguantar hasta los últimos segundos y poco a poco fue estirando su ventaja que al final fue de 15 unidades.

No hay dudas que el Magic es hoy por hoy el verdugo del Heat al que se le vuelve a escapar un partido que lo tenía ganado.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios